Los 7 errores más comunes de los invitados en una boda

Los 7 errores más comunes de los invitados en una boda

Como bien sabes, los invitados de boda invierten dinero y mucho tiempo al asistir a una boda, así que ¿para qué arruinarlo? En este video te comparto cuáles son los 7 errores más comunes que suelen hacer los asistentes. Toma nota y no dejes que te pase.

  • Antes de la boda
  • Recomendaciones
  • Ceremonia
  • Invitados
  • Videos

Como bien sabes, los invitados de boda invierten dinero y mucho tiempo al asistir a una boda, así que ¿para qué arruinarlo? En este video te comparto cuáles son los 7 errores más comunes que suelen hacer los asistentes. Toma nota y no dejes que te pase.

Ahora que ya decidiste ir a esa próxima boda, es muy importante que tomes en cuenta estos consejos para no cometer ni un sólo error como invitado a la boda. De entrada, cumplir con el código de vestir es vital si no quieres desentonar; como bien sabes las chicas no pueden ir vestidas de blanco ni de cualquier color derivado, mientras que los hombres deben dejarse el saco y la corbata durante todo el banquete, ¿lo sabías? Por otra parte, la puntualidad debe convertirse en uno de tus mayores objetivos, y eso de saltarse la ceremonia y llegar sólo al banquete ¡está prohibido! 

Cuando se trata de los regalos, debes saber que nunca se llega a la boda con uno. Lo ideal es respetar que cada detalle llegue a la casa de los invitados y, por nada del mundo, se te pase darles un regalito antes de que se llegue el día tan especial. Si la boda será en un destino diferente, entonces no está mal visto que los invitados no den regalo, pero un detalle de agradecimiento nunca se verá mal. ¡Tómalo en cuenta! Si quieres convertirte en el invitado de boda perfecto sigue estos tips ¡y sorprende a todos! 

También te recomiendo: 8 atenciones que debes tener con los invitados de boda, los 10 mejores consejos para que el novio ayude en la organización de la boda y 5 maneras efectivas para entretener a los invitados en la boda.

Para más tips de bodas, no te olvides de seguirme en El Blog de María José.