Lo más hermoso que ha pasado: La boda de Clarisa y Julio

Es imposible no encontrar inspiración, sobre todo cuando existen bodas como ésta que rompen por completo ¡con todo! Aunque veo y respiro amor todos los días, y aunque siempre me dejo llevar por las grandiosas historias que protagonizan los novios, esta vez la experiencia fue distinta. La boda de Clarisa y Julio fue una invitación para conocer una estética que se decanta por lo elegante, sin dejar las emociones e incluso la belleza de la arquitectura. Todo se conjuga gracias a tres elementos esenciales: el blanco, el negro y la obligada gama de grises. Si quieres conocer todos los detalles de esta ceremonia de ensueño, te invito a que te enamores de las fotografías de Israel Arredondo.

Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo

La novia

Nada me emociona más que ver todo el proceso de arreglo de las novias. Es ahí donde ellas mismas llegan a la conclusión de que si vida está a punto de cambia por completo, y que, acompañadas por un vestido digno de princesas y un look que las haga aún más lindas, se anticipan a una jornada en donde todo pasa, todo cambia…

Para el gran día, Clarisa apostó por lucir un vestido de novia corte princesa con escote corazón; el diseño me fascinó por la cantidad de bordados con encaje que convivían en cada centímetro del mismo. Como complemento, nada tan acertado como un precioso recogido de novia, mismo que se aderezó con un velo de novia estilo catedral que, sin lugar a dudas, es uno de los más lindos que he visto ¡en mi vida! Al mismo tiempo, un tocado de novia con aplicaciones de pedrería se antojó el accesorio ideal para enmarcar y enfatizar el glamour de su estilismo. El maquillaje tuvo como objetivo claro resaltar la belleza en los ojos de la novia y, por supuesto, definir lo mejor de su belleza natural. Todo fue perfecto.

Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo

El primer encuentro

Si ya de por sí las emociones parecen interminables, es justo en ese momento en el que ambos se encuentran vestidos de novia en donde el mundo parece detenerse por completo. Clarisa y Julio se vieron de frente, más enamorados que nunca y listos para iniciar un nuevo capítulo, en donde el amor, el romance y la cercanía se mantendrían como comunes denominadores de una historia sin final. Aprovechando el escenario natural de La Huasteca, los novios e Israel se dispusieron a conquistar cada rincón y sus panorámicas con el fin de dejar de manifiesto la unicidad y belleza en los corazones de estos novios tan encantadores. Ni siquiera fueron necesarios los esquemas de color para entender que, en el contraste del negro y el blanco, se esconden maravillas.

Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo

La ceremonia

Siguiendo el protocolo tradicional, Clarisa y Julio llegaron hasta el altar para jurarse amor eterno frente a todos los invitados, quienes no pudieron contener la emoción de ver su ansiada unión. Cada segundo de este momento fue más que significativo, y es que no pude dejar de ver las miradas de complicidad, esa cercanía tan de cuento de hadas y el brillo en los ojos de ambos. Después de compartir los votos e intercambiar esas dos palabras que habrían de ponerle inicio a su matrimonio, ambos salieron triunfantes de la iglesia. Para dejar a todos aún más boquiabiertos, nada mejor que ese beso de amor de lo más romántico, enmarcado por la luz de las bengalas y por las sonrisas de quienes no dejaban de verlos. ¡Increíble!

Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo

La recepción

Al término de la ceremonia religiosa, los novios e invitados se dieron cita en Las Ventanas, el lugar perfecto para celebrar con todo el espíritu de los recién casados. Una de mis partes favoritas fue, por supuesto, el baile de los novios, y es que Clarisa y Julio se dieron a la tarea de sorprender a todos con los minutos más románticos. Tan solo bastó que ambos se perdieran en la música para admirar la belleza de su amor, y de paso… ¡el vestido de novia tan perfecto!

Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo
Foto: Israel Arredondo

No cabe duda que en esta boda hubo ¡de todo! Si quieres tener una celebración igual de hermosa que esta, también te recomiendo: 16 consejos de las abuelitas para un matrimonio feliz y duradero, Las 100 fotos de recién casados que no puedes perder de vista y Los votos que todas las parejas deberían decirse el día de la boda.

Fotografía: Israel Arredondo | Maquillaje y Peinado: I-Latina | Getting Ready: Fiesta Americana Pabellón M | Arreglo y coordinación: Gerardo Saenz | Iglesia: Sagrado Corazón de Jesús | Sesión de fotos: La Huasteca | Recepción: Las Ventanas   

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribe tu opinión

Foto: Bruno Rezza
Aquí y ahora: La boda de Nicole y Memo
Sin duda, una boda de lo más peculiar y, por supuesto, ¡hermosamente cool! No dejes de ver el gran día de Nicole y Memo.
Foto: Jorge Kick
El amor es cosa del destino: la boda de Itzeel y Alan
Cuando el destino está escrito no hay nada qué hacer. Esta vez nos inspiramos con la historia de amor de Itzeel y Alan quienes comparten con nosotros los momentos más bellos de su gran día.
Foto: Arturo González
Me gusta brillar en ti: La boda de Renata y Ernesto
Él, como diseñador, y ella, como escritora de Vogue, se encargaron de que su boda estuviera plagada de hermosura, perfección y, por supuesto, mucha elegancia.

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Su empresa también puede estar en Zankyou!
Si tiene una empresa de bodas o es un profesional, Zankyou le ofrece la oportunidad de dar a conocer sus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información