Quiero vivir de tu magia: La boda de Cecilia y Alberto

Me encanta viajar, y no necesariamente me refiero a estar de forma física en un lugar, sino a esos viajes que se hacen a través de las imágenes. De pronto me siento cerca de la historia y de todo lo que se vive, sobre todo cuando me encuentro con bodas que no solo irradian magia a través de los marcos que las componen, sino que se convierten en verdaderas experiencias para quienes buscan iniciar una nueva historia. En esta ocasión me toca ir, junto contigo, a San Miguel de Allende, esa ciudad que se encargó de revestir la boda de Cecilia y Alberto. Seguro no querrás perderte ni una sola de estas tomas que comparte Jonathan Guajardo.

Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo

¡Que empiece la fiesta!

Para que una boda en San Miguel de Allende se precie de ser una celebración como ninguna otra, por supuesto que no puede faltar la tradicional callejoneada. En el día previo a la boda, Cecilia y Alberto, junto con sus familiares y amigos más cercanos, se dieron a la tarea de recorrer esas calles empedradas, inundadas de todo tipo de colores, con el fin de celebrar el próximo inicio de una vida juntos. Entre risas, música, baile y bebidas típicas, los novios y cada uno de los asistentes, al igual que los mariachis, disfrutaron de una tarde sin igual.

Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo

El día de la boda

La novia

Muchas veces lo he comentado, pero siempre vale la pena repetirlo: me encanta ser testigo del arreglo de las novias. En esta fase se conjuga todo, a mi gusto, lo que le pone un sello especial al gran día. Para la ocasión, Cecilia se decantó por un vestido de novia con falda voluminosa y escote corazón, un verdadero diseño hecho y pensado para una princesa de cuento. Para complementar su look, nada mejor que un velo amantillado, el cual resaltaba su peinado de novia y esa tiara que acompañaba todo su estilismo de fantasía.

El novio

Alberto, por su parte, lució perfecto con un traje de novio por demás elegante (y protocolario) para semejante día. El color negro fue ideal para contrastar con los muros color ladrillo de este pueblo mágico y, por supuesto, con el look de ensueño del amor de su vida.

Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo

Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo

First look

Otro de los momentos que no pueden faltar y que, personalmente, ¡me fascinan! Ese segundo en donde ambos cruzan las miradas para verse por primera vez vestidos de novios. Cecilia y Alberto se encontraron frente a frente para sorprenderse ante las grandes sorpresas que se avecinaban para ese gran día: miradas de ensueño, lágrimas de emoción, sonrisas y abrazos no faltaron en esta ecuación que podría enchinarle la piel ¡a cualquiera! Teniendo como marco la belleza de San Miguel de Allende, los novios disfrutaron de una sesión previa a la ceremonia religiosa, en la que dejaron de manifiesto el encanto de su amor en cada click.

Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo

La ceremonia

Bajo un rito tradicional católico, los novios llegaron hasta el altar para decirse “sí, acepto”. La novia, del brazo de su padre, caminaba con gran emoción para encontrarse con aquel hombre con quien empezaría un capítulo sin fin. Alberto la esperaba ansioso y listo para convertirse en el hombre que amaría por siempre y siempre a Cecilia. En esta fase, por supuesto, tampoco faltaron las emociones a flor de piel, ese acercamiento indiscutible de quien se promete amor eterno y las miradas entre padre e hija que derriten ¡en segundos! Al término, nada mejor que ver a los novios caminando triunfantes como recién casados. ¡Wow!

Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo

La recepción

Como buena boda, no podía faltar la debida fiesta para celebrar a los recién casados. Uno de los momentos clave fue, sin duda alguna, el baile que la novia compartió con su padre y, por supuesto, el primer baile de esposos. Ya después, los invitados se encargaron de sacarle brillo a la pista con una vibra incomparable.

Sin duda, una boda llena de magia y de emociones inesperadas; ese tipo de celebraciones que pueden despertar todo tipo e sensaciones. ¡Felicidades, Alberto y Cecilia!

Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo
Foto: Jonathan Guajardo

Fotografía: Jonathan Guajardo | Segunda cámara: Paulina Morales | Wedding planner: Roxana Eventos | Locación: Hacienda de San Miguel | DJ: Said Montufar

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribe tu opinión

Foto: Danny Ramírez
Eres y siempre serás mi príncipe azul: La historia de amor de Cecilia y Víctor
Un gran día en donde todo puede hacerse realidad con un simple "Sí, acepto".
Foto: Aniela Fotografía
Encontrarte fue el mejor regalo: La boda de Beatriz y Alberto
Viajamos hasta Yucatán para dejarnos llevar por la boda de Beatriz y Alberto, unos novios que tan sólo con un simple cruce de miradas nos dejaron vivir la magia del amor.
Foto: Paulina Morales
Tu nombre es mi palabra favorita: La boda de Ana y Alberto
La boda de Ana y Alberto es el ejemplo perfecto de que el amor es lo que se disfruta, mientras que las condiciones climatológicas pasan a segundo término.

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información