Donald Trump y Melania: El ejemplo de lo que una pareja NO debe hacer

Donald Trump y Melania: El ejemplo de lo que una pareja NO debe hacer

Si buscas ser perfectamente feliz con tu pareja, entonces ya conoces a ciencia cierta qué es aquello que jamás debes hacer.

  • Celebrities
  • Recomendaciones
  • International
  • Novia
  • Humor
  • Pareja

No nos tomó mucho tiempo descubrir que Barack y Michelle Obama eran simplemente adorables. Su relación se convirtió en todo un ejemplo, y aunque hay quienes no entendían la afición por su historia de amor, nosotras seguimos obsesionadas con ellos. En el otro espectro surgen Donald Trump y Melania, dos personas que, sin duda alguna, han dado mucho de qué hablar desde los días en los que se anticipaban las elecciones, además de aquel día en la toma de protesta y, por supuesto, su actual situación tan peculiar. En torno a la política siempre surgen dudas, pero lo que aquí revelaremos es por qué esta pareja refleja todo lo que NO debes hacer con tu chico. Las redes sociales son tremendas, y vaya que lo hemos comprobado.

guardarCordon Press
Foto: Cordon Press

Nunca hay que dejar de trabajar

Aunque en los matrimonios ya está más que establecido que el enamoramiento y la seducción hicieron de las suyas para unir a dos personas, estos pilares nunca deben darse por sentado en ninguna relación. Al contrario, se debe seguir trabajando en aderezar todos los días con detalles. No basta con hacerlo de vez en cuando, como esos guiños y sonrisas esporádicos que suele lanzar Trump a quien se cruce por el camino, sino de mantener una presencia clave e imponente no sólo en la política, sino también con la pareja.

También lee: 8 cualidades de las personalidad de quienes nos enamoran.

 

No se vale actuar

¿No quieres perderte las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

A pesar de todo lo que se ha dicho sobre ellos, el día de la inauguración, Melania y Donald Trump parecían una pareja de novios bailando al ritmo de Frank Sinatra. Estos momentos en el acto de apertura nos dejaron con una sensación muy extraña, y es que claramente puede apreciarse que no son tan felices como lo aparentan en esta fotografía. Conclusión: antes de poner buena cara a la fuerza, lo mejor es trabajar en los problemas que tienen como pareja y, lo más importante, ¡enfrentarlos!

El egoísmo se deja de lado

Sí, seguramente lo entiendes y lo practicas en tu relación de pareja; sin embargo Donald Trump y Melania tienen un modo de actuar muy particular, y es que no hay duda de que al Presidente de los Estados Unidos le gusta acaparar las miradas en cualquier ámbito, haciendo que su mujer pase a un segundo plano, como si se tratara de un accesorio que en ciertos momentos funciona, y otros no. La realidad es que, aunque trate de esconderlo, Melania odia estar en esos momentos (tan solo repasemos los gestos que quedan grabados ante las cámaras o su falta de interés en ciertos actos públicos), y no es para menos. El objetivo está en hacer equipo.

También lee: ¿Quieres saber si son una pareja feliz? La ciencia lo comprueba.

No te conformes con lo primero

Si con una persona puedes pasar de la inmensa alegría a la eterna tristeza en milésimas de segundo, entonces quiere decir que algo no está bien entre ustedes. Eso de hacer berrinches todos los días, de tener jornadas de peleas y luego días enteros de felicidad absoluta no siempre es señal de que van por buen camino, así que antes de continuar y fingir felicidad, mejor reflexiona sobre tu relación y lo que quieren para ambos.

También lee: Las 4 claves para conocerte a través de tu pareja.

Y sí, la química sí es importante

Estamos seguros de que esta palabra solo es una materia más en el historial académico de Donald Trump y Melania, y es que tan sólo hace falta ver este tipo de fotografías y videos para comprobarlo. Aunque parezca completamente trivial, la química es un elemento por demás importante para reactivar la energía entre ustedes y añadirle vida a su historia de amor. Si hacemos un ejercicio rápido de comparación y observación, seguro te darás cuenta de que, por el contrario, Barack y Michelle Obama disfrutan de sentirse una pareja de adolescentes enamorados, con sonrisas y miradas de complicidad que a todos conquistan. No hay de otra.

 

Apoyo mutuo

Mucho se ha dicho de Melania y su papel como nueva primera dama de los Estados Unidos, pero si algo hemos tenido claro es que actitud de fidelidad y compromiso ha sido clave para el triunfo de Donald Trump. Ahora, aunque admiramos su carácter en este sentido, eso no quiere decir que él esté exento de demostrar exactamente el mismo tipo de apoyo por ella y por su nueva figura política. Lamentablemente, en esto último (como en muchas cosas) Trump ha fallado, y vaya que se nota.

También lee: 7 tips para negociar en pareja.

La reciprocidad es básuca en cualquier relación de pareja y, por supuesto, no se vale darlo todo hasta quedar vestidos de pura tristeza (solo basta con mirar la cara de Melania), sino todo lo contrario. El punto clave es demostrarle al mundo y vivir una relación en donde quede claro que todo, absolutamente todo, está concebido para que entre ambos se payen al máximo. Hacer equipo, negociar y tener buena comunicación es básico, pero esto solo puede conseguirse si se tiene claro que el camino va de ambos lados, no solo para uno mismo.

¡Igualdad, por favor!

Por alguna extraña razón, desde los días previos a los debates presidenciales, ya se anticipaba un tono muy extraño con respecto a la figura de la mujer. El baño de realidad llegó con cada aparición de Donald Trump y Melania, sobre todo en el día de la inauguración, en donde quedó de manifiesto que Melania es vista, y percibida, como un trofeo que debe presumirse, pero hasta ahí. Estamos prácticamente seguras de que muy pronto será ella misma quien encabece la Marcha de las Mujeres, y claro que tendría razón.

La lección es importante, sencilla y clara: hay que tratar a tu pareja como una persona importante y prioritaria, no como alguien que adereza tus fotos y solo te hace ver mejor ante los demás. 

Y al final… El dinero no importa

Sí, nadie niega que Melania lo tenga todo. No podemos dejar de pensar en esa desafortunada portada de la revista Vanity Fair México, en donde la primera dama aparece desayunando joyas (¡qué cosa más rara!). De cualquier modo, también queda claro que, por más bienes materiales que se tengan, lo que realmente importa es que la conexión y el amor en pareja estén presentes en todo momento. Porque… ¿de qué sirve tenerlo “todo” si tu rostro siempre refleja un halo de inmensa tristeza y pesadumbre? No, por favor.

El trono del mundo es suyo (casi, porque Donald Trump lo está arruinando todo), pero más allá de lo que brilla en lo superficial, se esconden los detalles que son verdaderamente importantes. Después de conquistar a Donald Trump, ¿qué sigue? Melania no parece estar feliz, y aunque los millones sean el pan de cada día, si de algo estamos seguros en Zankyou es que el amor no está hecho con billetes, no importa de qué denominación sean. 

¿Quedó claro? Si buscas ser perfectamente feliz con tu pareja, entonces ya conoces a ciencia cierta qué es aquello que jamás debes hacer. El amor debe valorarse todos los días, luchar por hacerlo más grande y vivir confiados en una sola idea: pasar el resto de sus días juntos, ¡queriéndose como nunca! Si esto no lo tienes, lo mejor es huir y, en serio, encontrar la felicidad y diseñar tu propia perfección. También te recomendamos: Las 8 pláticas que debes tener con tu novio antes de la boda.

Escribe tu opinión

Mesa de Regalos Zankyou. ¡Recibe el 100% de tus regalos en dinero a tu cuenta!