25 señales clarísimas para saber que no estás lista para tener hijos

Sí, todo mundo dice que los hijos son una bendición, y aunque no estamos en desacuerdo con la premisa, también estamos conscientes que este panorama no tiene el mismo significado para todas. Y es que aunque los más pequeños siempre logran añadir un toque de felicidad, no por eso las preocupaciones quedar fuera de la ecuación. Son muchas las chicas que sueñan con ser madres, e incluso existen quienes se avientan el paquete ¡en solitario! Así que, si ya estás en esa época de tu vida en la que todo mundo espera verte embarazada más pronto que tarde, es momento de que te des cuenta si estás (o no) preparada para tener hijos. Si te identificas con estas 25 cosas, mejor piénsalo dos veces (¡o mil veces!).

Foto: Shutterstock

Antes de cualquier cosa es muy importante que sepas que no todo tiene que ser del modo en que lo dicta la sociedad. ¿A qué nos referimos? ¡Muy sencillo! Aunque ya mencionamos que muchas mujeres tienen una gran ilusión de ser madres, también está correcto que no tengas el mismo deseo en este preciso momento y, créenos, una decisión tan importante como esta es vital que la tomes con precaución.

¿Cómo saber que no estás lista para ser mamá?

1. Tu naturaleza es imposible de esconder. Por eso, siempre que vas a algún restaurante evitas sentarte en una mesa en la que haya muchos niños. No aguantas mucho los gritos, los movimientos y esas cosas. ¿Te ha pasado?

2. Por más lindos que sean tus sobrinos, jamás te ofreces para cuidarlos ¡aunque sea unas horas! Siempre tienes plan, y aunque no lo tuvieras… de plano no pasarías tiempo con ellos.

3. Siempre evitas el tema cuando tu novio te hace la pregunta del millón: “¿cuándo vamos a tener bebés?”

4. Eres de las que piensa que la vida es para viajar y tener muchísimas experiencias. De acuerdo con tu forma de ver la vida, los hijos pueden esperar… y mucho tiempo.

5. Cuando te enseñan una foto de un bebé, lo que menos te provoca es ternura. De hecho, casi nunca les pones atención.

6. No te imaginas tener que sacrificar todos esos tacones que tienes en el closet con tenis y flats por aquello de “perseguir a los chamacos”.

7. No te interesan en lo más mínimo las conversaciones que tienen que ver con bebés. Pero para nada.

8. No puedes esconder tu enojo cuando tu amiga, a la que citaste para comer, llega con su bebé y ya no te pone atención durante toda la tarde.

9. No te imaginas limpiado pañales, ni despertando cada media hora durante la noche para checar al bebé.

10. No eres de las típicas que le sonríen a los niños o les hacen caras chistosas. Es más, prefieres no tener contacto directo con ellos.

11. Por nada del mundo te imaginas tener que subir de peso y todos los cambios físicos y emocionales que trae un embarazo.

12. Cuando tienes una pareja, de plano no le ves el perfil paterno por más que lo tenga.

13. El más grande miedo de la historia: el dolor de parto. No estás dispuesta a pasar por eso. 

Foto: Shutterstock

14. Cuando te preguntan si te aventarías a tener un hijo sola, tu primera y única respuesta es NO. Además, estás convencida de que siempre es necesaria la figura paterna.

15. En tu mente aún eres demasiado joven para tener hijos y “ya habrá tiempo más adelante”.

16. Estarías dispuesta a dejar de escuchar por completo, con tal de no oír el berrinche del niño que tienes al lado. ¡Acéptalo!

17. Siempre eres puntual y no toleras cuando tus amigas o tus compañeras llegan tarde por culpa de sus niños (al menos eso es lo que dicen).

18. No te imaginas haciendo papillas… si ni siquiera te gusta cocinar para ti. ¡Ups!

19. Te da pavor cargar a un bebé y terminar salpicada de lo que sea… leche, vómito, babita, etc.

20. No te parece cuando las mujeres dicen que su máxima realización es ser madres.

21. Trabajas demasiado y no estás dispuesta a dedicar tiempo a algo más que no sea tu carrera profesional.

22. Piensas que tener hijos te acaba la vida. 

23. En ninguna visualización del futuro te ves con hijos. 

24. La idea de que una vez que seas mamá ya lo eres para toda la vida, ¡te pone los pelos de punta!

25. Estás peleada con la idea de limitar tus ventanas hacia el futuro con una sola opción: ser madre.

Foto: Shutterstock

Son 25 las señales (de muchas otras) que puedes valorar para darte cuenta de que, en serio, no estás lista para tener hijos. Piénsatelo y nunca dejes que opiniones externas tengan injerencia en tu visión del mundo. También te recomendamos: 20 experiencias que debes tener con tu pareja antes de que lleguen los hijos, 5 etapas en una relación de amor según psicólogos y Cómo hacer que tu relación dure para siempre ¡en 10 pasos!

Escribe tu opinión

Foto: Fernando Caballero
20 experiencias que debes tener con tu pareja antes de tener hijos
La realidad es que no hay prisa, ¡al contrario! Este momento es suyo, así que hay que poner manos a la obra para alimentar su relación día con día.
Conoce cuál es el momento perfecto para tener hijos
Conoce cuál es el momento perfecto para tener hijos
No te dejes llevar por las presiones familiares, y es que al final recuerda que: una vez que eres mamá... ¡ya nunca dejas de ser mamá!
Foto: Pablo Saracho
6 señales básicas para saber que tu novio será un esposo encantador
¡No más dudas! Aquí te cuento cuáles son las 6 señales básicas para saber que tu novio será un esposo encantador. Créeme, querrás poner mucha atención. ¿Lista?

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información