X

Y cuando te busco, no hay sitio en donde no estés: La boda de Dafne y Julio

¿Para qué seguir las reglas? Esta pregunta recuerdo que un par de veces (sí, solamente) me la hice cuando estaba más pequeña. La idea de obedecer absolutamente todo se me hacía lo más extraño de la historia. En las bodas, aunque no lo creas, pasa lo mismo: parejas que, por que sí, deciden tener una celebración tomando, sí y sólo sí, las reglas y las tradiciones ya escritas. Por fortuna, siempre llegan aquellos novios que deciden diseñar un día a su manera, una jornada en donde el amor sea lo principal, pero en donde también quede de manifiesto esa importancia que le dan a la personalidad de su relación. Como te darás cuenta con las preciosas fotos de Cheesiness, la boda de Dafne y Julio es toda una experiencia: la belleza del mar, una atmósfera sin complicaciones y colores por doquier… ¡Ah sí! Y un tipi. ¡La tienes que ver!

Foto: Cheesiness

La novia

En este mismo tenor, es increíble encontrar chicas que son fieles a su estilo, sobre todo en uno de los días más importantes de su vida. Por eso, no me resisto a darle una buena ronda de aplausos al look de Dafne, quien apostó por lucir un vestido de novia de corte recto con bordados en todo el diseño, al que agregó un par de mangas muy discretas para crear con ellas un escote de hombros caídos. Por otra parte, el maquillaje resultó extremadamente natural, al mismo tiempo que su peinado de novia con pelo suelto, el cual acompañó con un tocado para novia con forma de diadema con incrustaciones de flores. ¿Para los zapatos de novia? Qué mejor que unas sandalias en color blanco de tacón corrido, perfectas para caminar en la playa. Además de un ramo de novia extraordinario que sobresalía por la presencia de tonos pastel mezclados, así como por la presencia de una protea reina ¡wow!

Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness

El novio

Para seguir con la misma línea, Julio decidió utilizar un traje de novio en un color azul pastel, el tono perfecto para combinar con la estética shabby chic de su boda. Como parte de los accesorios para el novio, nada más acertado que una corbata en color azul marino, así como unos zapatos café para marcar un contraste perfecto.

Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness

El primer encuentro

No hay nada que ame más que el “first look”, ese primer momento en donde ambos se ven vestidos de novio, minutos en donde se hacen notar las emociones, los nervios y esa expectativa del “Sí, acepto”. Dafne y Julio lo hicieron de una forma muy divertida, así como son. Con sonrisas y con una corbata como ayudante para cubrir los ojos del novio, ambos disfrutaron de este momento con un sentimiento genuino y muy especial, ese que, a pesar de la distancia, se puede sentir con tan sólo un par de fotografías.

Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness

La ceremonia

Por supuesto, no podía esperar una ceremonia común, y no me equivoqué. Los novios prefirieron celebrar una ceremonia espiritual, en donde todos los invitados participaron para hacerse testigo y parte en la historia de amor de Dafne y Julio. ¿Mi detalle favorito? Simple. El tipi que se alzaba a la orilla del mar como un altar original para enmarcar las promesas de amor de este par. Además, la simbolización a través de los colores, los pétalos y demás detalles, le dieron un toque espectacular a la ambientación de este gran día. Sin duda alguna, el mar y el movimiento de sus olas se mantuvieron como la pieza clave para conectar cada uno de los puntos y crear una panorámica de ensueño. No pierdas detalle de las tendencias para decorar una boda en la playa 2017.

Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness

La recepción

Sin complicaciones y con un estilo de lo más natural, Dafne y Julio celebraron su nueva unión con una fiesta espectacular. La estética shabby chic se hizo presente en la decoración, sobre todo de la “million dollar table”, una mesa decorada con todos los detalles que reflejaban la estética de su boda: iniciales de los novios, flores de nube, colores pastel, texturas de madera con tipografías y frases románticas, velas y series de luces. 

Para el banquete, la decoración se caracterizó por un estilo picnic, en donde las bancas corridas y las mesas rectangulares provocaron que los invitados convivieran y se creara una atmósfera más linda. Los dream catchers formaban parte de la decoración, así como las series de focos que añadían calidez al ambiente.

Los novios hicieron su entrada en un desfile de luces de bengala y muchísimas sonrisas; al llegar a la pista de baile, ambos compartieron su primer baile como esposos, al tiempo que un sinfín de luces los acompañaba. Sin duda alguna, una boda sensacional ¡de principio a fin!

Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness
Foto: Cheesiness

También te recomendamos: Ser parte de tu historia: La boda de Fabiola y Carlos, Entre flores y credos: Cómo tener la ceremonia de tus sueños y Bajo nuestras propias reglas: La boda de Citlali y Oscar

Fotografía: Cheesiness | Vestido de novia: Lace and Lemons | Locación y Banquete: Casa Yalma Kaan | Concepto floral: Las Floristas MX

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribe tu opinión

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información