Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo: Todos los detalles de una boda hermosa

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo: Todos los detalles de una boda hermosa

No te pierdas todos los detalles de la boda de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo, una preciosa ceremonia civil y celebraciones posteriores que animaron un sábado cualquiera en el principado. Y el secreto mejor guardado, el vestido de novia. ¡Tienes que verlo!

  • Real weddings
  • Vestido de novia tradicional
  • Corona de flores
  • Valentino

Sin duda alguna, ¡nos fascinan las bodas reales! Si las ceremonias tradicionales reflejan un encanto único, la realeza suele dejarnos boquiabiertas con la cantidad de detalles que vemos plasmados en ellas. Esta vez, hacemos un viaje al Principado de Mónaco, en donde Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo se dieron el “Sí, acepto” en una boda civil por demás elegante. No pierdas de vista todos los pormenores de esta extraordinaria jornada… ¡Querrás tener el vestido de la novia!

El pasado 25 de julio, en punto de las 11:30 de la mañana, Andrea Casiraghi y Beatrice Borromeo se unieron en matrimonio, frente a 70 personas. A pesar de ser una ceremonia muy íntima y sin mucha parafernalia, esta pareja supo desbordar romanticismo con cada uno de los sellos que acompañaron su enlace. Aunque no han salido muchas fotografías en torno a esta celebración, la firma italiana Valentino nos regala un acercamiento de lo que fue el vestido de novia de Beatrice; un modelo en color palo de rosa, bordado con aplicaciones hermosas y acompañado de una capa sin igual. El vestido fue elegido por la propia novia y, sin duda, ¡nos ha dejado sorprendidas!

Para acompañar su estilismo, Beatrice eligió una corona de flores y un ramo de novia que se distinguía por la presencia de las flores en tono blanco y lavanda… ¡Increíble!

guardarBoda de Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo.
Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo. Credits: Maison Valentino Instagram

Después de la ceremonia civil, los novios celebraron su gran día en una reunión con más de 500 invitados en los jardines del palacio. Lo mejor de todo es que, para dicha ocasión, la pareja le pidió a los asistentes que llevaban los trajes regionales de sus países. Posteriormente, todos juntos celebraron de una cena de gala en el Hotel de París, en donde Beatrice sorprendió a propios y extraños con un encantador vestido de novia con falda voluminosa, mismo que se aderezaba con transparencias y acentos en colores blanco y plata. Como acento, nada mejor que un chongo ideal.

Entérate antes que nadie de lo último en tendencias para bodas

Suscríbete a nuestra newsletter

Tendremos que esperar unos días más para ser testigos de la ceremonia religiosa, en la que seguramente los novios volverán a dar testimonio de su buen gusto y naturalidad. En lo que aguantamos la espera, sólo nos queda desearles una grandísima felicidad.