Novias estresadas por la boda ¿Qué hago si me estoy convirtiendo en Bridezilla?

Novias estresadas por la boda ¿Qué hago si me estoy convirtiendo en Bridezilla?

Convertirte en una bridezilla va más allá del mal humor, ésto es tan solo una señal de alerta a la que debes estar atenta para no perder el control.  Aquí te decimos qué puedes hacer para estar al cien y disfrutar cada momento de la preparación de tu boda al máximo.

Novias estresadas por la boda ¿Qué hago si me estoy convirtiendo en Bridezilla?
Foto: Iván Aranguré
  • La novia
  • Recomendaciones
  • Preparación de la novia
  • Novia

Es fácil perder el control y ponerse sentimental cuando de organizar una boda se trata.  Son demasiados aspectos alrededor del evento y a la vez infinidad de detalles que requieren de tu autorización o definición y la de tu prometido por supuesto.  Interactúas con muchas personas casi diariamente durante los meses previos al gran día, o bien, si cuentas con un(a) wedding planner, éste será tu contacto diario, ya sea por teléfono, mensaje de texto o correo electrónico, por lo que vives en una constante toma de decisiones y en una avalancha de actividades adicionales a tu trabajo o escuela que te pueden estresar.

Bajo esta cuenta regresiva rodeada de emociones, ansiedad y estrés, es normal que tengas cambios en tu estado de ánimo y te sientas agobiada.  Te conviertes en una bridezilla y no puedes evitarlo. Pero todo tiene una razón y una solución. Comienza por preguntarte ¿Qué es lo que te pone de mal humor?.

guardar
Foto: Iván Aranguré

Identifica si se trata de malestares físicos

  • Presentas contracturas musculares que se traducen en tensión y cansancio.
  • O quizás eres de las personas que reflejan sus preocupaciones en el estómago y estarás de acuerdo que no hay nada peor que las molestias en el estómago.
  • Por otra parte, si eres susceptible a dolores de cabeza o migrañas, tu humor estará severamente afectado.
  • Y lo peor de todo, que te aparezcan imperfecciones en el rostro, producto de las presiones a las que te encuentras sometida.

¿Qué hacer?

  • Busca masajes relajantes y realiza actividades físicas que te ayuden a liberar la tensión.
  • Hazte un facial o aplica mascarillas en casa, tómate diez minutos para consentirte mientras limpias e hidratas tu rostro.
  • Procura consumir probióticos para fortalecer tu sistema digestivo e intenta llevar una alimentación equilibrada.
  • De ser necesario acude al médico, sobre todo si se trata de problemas de la piel o del estómago.
guardar
Foto: Spa Las Palomas

La mente es muy poderosa y envía señales al cuerpo

  • Te sientes angustiada o incapaz de tomar decisiones, le das mil vueltas a las cosas y tu mente se bloquea, por lo que en lugar de resolver, pospones decisiones que en realidad son sencillas.
  • No puedes concentrarte en tus actividades diarias y baja tu rendimiento laboral o escolar.
  • Es muy probable que no duermas bien o no estés teniendo el descanso adecuado, por lo que te sentirás cansada e irritable todo el tiempo.
  • Si mantienes un ritmo de trabajo, escuela, gimnasio, etc. sin descanso, seguramente bajarán tus defensas y terminarás enfermándote.

¿Qué hacer?

¿No quieres perderte las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

  • Realiza actividades que despejen tu mente, busca un hobbie o realiza alguna manualidad que a la vez active tu creatividad.
  • Busca técnicas de respiración y/o relajación mental.
  • Practica yoga o pilates.
  • Acude a tu médico para que te indique una dosis adecuada de melatonina que te ayude a regular tu ciclo del sueño.
guardar
Foto: Antonika Chanel

Lo que sucede en tu entorno te afecta indirectamente

  • Desde preocupaciones económicas, cuando rebasas el presupuesto en el banquete, las flores, etc.
  • Las presiones de tu familia por que invites a personas que no tenías contempladas originalmente y que terminan por complicarte y modificar el plan original.
  • En el peor de los casos, que te encuentres con proveedores que no cumplen con sus servicios o te ofrezcan productos de reemplazo que por ningún motivo puedes aceptar.
  • Todo aquello sobre lo que no tienes control pero que te afecta indirectamente y representa una preocupación que se refleja en tu estado de ánimo.

¿Qué hacer?

  • Si se rebasó el presupuesto de alguna actividad relacionada con la boda,  habla con tu pareja e intenten compensarlo reduciendo el presupuesto de otra tarea, o bien, es un buen momento para buscar padrinos que los ayuden a cubrirlo.
  • No te desgastes en querer quedar bien con todos, recuerda que es tu boda. Sólo tú y tu pareja deciden cómo quieren que sea su boda y quién desean que esté presente. Involucra a tu novio en las actividades y decisiones y compartan cada etapa del proceso.
  • Apóyate en un wedding planner para que te ayude a negociar con los proveedores y sobre todo para que te recomiende a quienes son confiables.
  • Identifica lo que está en tus manos solucionar y aquello de lo que no tienes control y deja que esto último tome su curso y no te afecte.
guardar
Foto: Rawpixel

Convertirte en una bridezilla va más allá del mal humor, ésto es tan solo una señal de alerta a la que debes estar atenta para no perder el control.  Identifica estas señales y evita que se desarrollen malestares físicos y emocionales, incluso enfermedades, que harán que, en lugar de que disfrutes los preparativos de tu boda, los padezcas. Recuerda que es una etapa que probablemente no vuelvas a vivir y lo mejor que puedes hacer es disfrutarla al máximo.

También te puede interesar:

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

SPA Las Palomas de Santiago Tratamientos y Spa
Ivan Aranguré Foto y vídeo bodas
Mandorla by Almendra Fuentes Complementos de novias

Escribe tu opinión

Mesa de Regalos Zankyou. ¡Recibe el 100% de tus regalos en dinero a tu cuenta!