Los contratiempos en la boda, tus mejores aliados para una celebración perfecta

Los contratiempos en la boda, tus mejores aliados para una celebración perfecta

Aunque no lo creas no solo se trata de tener al mejor equipo de expertos, sino de tener la mejor actitud por aquellas tretas con las que te quiera sorprender la naturaleza y otros cuantos factores.

  • La celebración
  • Recomendaciones
  • Novios
  • Pareja

Lo más natural es imaginar que todos los detalles de tu boda deben salir perfectos, pero seamos sinceras… es poco probable que pase eso. Aunque no lo creas no solo se trata de tener al mejor equipo de expertos, sino de tener la mejor actitud por aquellas tretas con las que te quiera sorprender la naturaleza y otros cuantos factores. De entrada, mi mejor recomendación es que dejes fluir todas las situaciones con el fin de evitar esa tremenda ola de estrés que se mantiene potente en ese gran día. Aquí, más que repasar cuáles son algunas de las emergencias más comunes que pueden pasar en tu boda, me concentraré en darte algunos consejos para que, pase lo que pase, vivas tu boda ¡al máximo!

guardar
Foto: Benjamin Robyn vía Unsplash

1. No pasa nada

En serio. Creo, de verdad, que este es uno de los mejores consejos que podré darte en la vida. Si existe algún contratiempo en tu boda, lo mejor será que pongas todo tu esfuerzo y energía en ponerte por encima de la situación. Lo más sencillo es que el día se te arruine y te amargues por el resto de tu vida, pero cada segundo que suceda en ese “sí, acepto” será elemental para forjar tu carácter y para que saques lo mejor de él. Te propongo que visualices una boda divertida, pero no trates de que cada detalle sea perfecto porque lo más probable es que, si no se cumplen tus expectativas, te sientas brutalmente decepcionada. 

2. Confía en los expertos

Si algo malo sucede en tu boda, ten por seguro que tu equipo de proveedores hará todo lo humanamente posible para sorprenderte con una solución que jamás se te hubiera ocurrido. Ya sea que llueve, haya algún contratiempo con un proveedor o necesites animación extra para divertirte al máximo, ellos se harán cargo de que disfrutes un día extraordinario y mejor de lo que alguna vez te imaginaste.

guardar
Foto: Mikayla Herrick vía Unsplash

3. Los contratiempos hacen las bodas memorables

Claro, eso depende de cómo reacciones ante ellos. Hace tiempo una fotógrafa de bodas me contó que, el mero día de la boda, el clima sorprendió a todos con una tormenta impresionantes. Los invitados inmediatamente pensaron que la celebración había terminado y que no habría forma de rescatar el ambiente; sin embargo la novia decidió olvidarse de todos los protocolos, y sin miedo ni timidez, bailó toda la noche bajo la lluvia disfrutando de la compañía de sus amigos y de sus familiares. Hasta el día de hoy, y ya con algunos años de historia, esta boda sigue siendo memorable por la gran actitud que tuvieron los novios ante un pequeño problema.

¿No quieres perderte las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

4. Mantente cool

Porque, aunque no lo creas, tu respuesta será la tabla de medida para que todos se diviertan o no. Seguro que el escenario ideal es que todo suceda a la perfección, pero no pasa absolutamente nada si algo se sale de control y de pronto te sientes con algo de incertidumbre. Antes de que algo suceda, te recomiendo que hables claro con todos los proveedores y que preguntes todas las dudas que han cruzado por tu mente. Entre más claro tengas todo lo que pueda suceder y cómo se puede resolver, mejor será la experiencia en tu gran día.

guardar
Foto: Sweet Ice Cream Photography vía Unsplash

5. Confía en el plan B

Para cada situación de emergencia o contratiempo debe haber un plan B dispuesto. Por ejemplo, ¿qué pasa si llueve? Lo mejor es tu wedding planner piense en tener un montaje alterno en interior para que la fiesta siga y nadie se vaya. ¿Qué pasa si se olvida el pastel? En el peor escenario posible, podrás mandar a una comitiva de confianza a que te consiga un pastel con el que puedan celebrar (aunque sean tú, tu novio y su círculo más cercano). ¿Qué pasa si falta el fotógrafo? ¡No te preocupes! Tu wedding planner movilizará todos los recursos a su alcance para conseguirte a otro profesional que no te deje tirada el mero día. Y como esta… ¡mil situaciones más! Siempre piensa y considera un plan alterno para cada situación que pueda salirse de control. 

guardar
Foto: Benjamin Robyn Jespersen vía Unsplash

6. Si te enfermas, ¡ni te preocupes! 

Créeme, he escuchado de muchas bodas en las que uno de los novios se enfermó. Eso es muy común, ya que los nervios, el estrés y la emoción hacen de la suya en tu cuerpo, pero lo importante es que no te preocupes. Antes de que te sientas peor, asegúrate que uno de tus familiares o alguna de tus damas se equipe con todos los medicamentos que puedas utilizar. ¿Mi mejor consejo? No utilices ningún tipo de medicina que cause sueño, ya que si la combinas con el alcohol el resultado puede ser desastroso. Yo he bailado hasta las 5 de la mañana con la peor infección en la garganta, así que te aseguro que con un buen ambiente ni te acordarás de la enfermedad. 

7. Relájate

Porque, en serio, la perfección no existe. Lo que sí puedes hacer es diseñar una boda llena de buen ambiente, la mejor de las vibras y una fiesta memorable.

guardar
Foto: Ben Rosett vía Unsplash

Aprovecha los contratiempos y vívelos al máximo. Te aseguro que tu respuesta a las situaciones y una actitud positiva serán suficientes para que construyas la mejor boda ¡de  la historia! ¿Quieres más inspiración? También te recomiendo: Tipos de transporte para tu boda: ¡Chécalos todos!, Bodas austeras: Menos y mucho más y ¿Te casas por segunda vez? Esto es lo que debes tomar en cuenta

Escribe tu opinión

Mesa de Regalos Zankyou. ¡Recibe el 100% de tus regalos en dinero a tu cuenta!