Lo que no debes decir en una discusión de pareja: ¡Evita regarla!

Tenemos para ti un listado de palabras que es mejor dejar de lado y no utilizar cuando estén en plena discusión.

Lo que no debes decir en una discusión de pareja: ¡Evita regarla!
Foto vía Unsplash: Tim Stief
  • Vida en pareja
  • Recomendaciones
  • International
  • Pareja

Ninguno de nosotros estamos exentos de tener una discusión de pareja, y mucho menos de que se convierta en un momento delicado y fuerte. Si eres de esas personas diplomáticas en todo momento ¡qué bien! Pero la realidad es que, en general, no te compran esa actitud… creo que ni nosotros mismos cuando lo hacemos. Ahora es momento de responsabilizarnos de nuestra realidad y entender que tendremos que lidiar con problemas maritales en algunas ocasiones. Por ello, aquí encontrarás una lista de palabras para dejar de lado y no usar cuando estén en plena discusión. Aquí te mostramos lo que no debes decir cuando tengas un problema con tu pareja.

Deberías

Debes de tener muy claro que por más que seas maestro, padre, etc… tu pareja es tu pareja. No es ni tu alumno ni tu hijo. Es por ello que no debes de dar instrucciones directas. Si lo que deseas es dar un consejo, entonces existen otro tipo de palabras que funcionarían mucho mejor. El utilizar la palabra “deberías” da una impresión de ataque que puede poner instantáneamente a la defensiva a tu pareja, más si están en medio de una discusión. Evita usar esta palabra en tus argumentos ya que, incluso, da la imagen de que quieres adjudicarle al otro los motivos de la discusión.

También lee: Los 10 hábitos de los matrimonios felices.

Tú siempre

Todas las personas tenemos conductas repetitivas, y patrones que generalmente seguimos. A pesar de ello, por lo general también estamos buscando nuestro constante crecimiento. Es por ello que el hecho de que en medio de una discusión digas “tu siempre haces esto…” o “siempre reaccionas así” es muy peligroso. Estas frases harán que la chispa se prenda de inmediato (si es que no estaba prendida ya) porque estás encasillando a una persona en actitudes que no son adecuadas para ti, y eso definitivamente molesta.

No me entiendes

La forma de aprovecharte de tu lado víctima por excelencia. Después de tiempo de conocerse y aprender el uno del otro, pretendes salir victorioso de la discusión un simple “es que no me entiendes”. Al utilizar esta frase, definitivamente podrías destruir todo lo que han construido juntos. En pocas palabras le estás diciendo que toda la confianza, amor y aprendizaje que tienen juntos, no existe. A pesar de que creas que utilizarlo es parte de caminar hacia la victoria, la realidad es que vas perdiendo silenciosamente.

Quizás también te interesa leer: Cómo superar las primeras peleas de casados

Y bien que lo sabes

Si estás confiado en que tienes completamente la razón, no es necesario buscar que tu pareja se humille a sí mismo haciendo conciencia de que está equivocada. Definitivamente puedes encontrar alguna otra manera de encontrar que entre en razón sobre la discusión que están teniendo.

Haz lo que quieras

Otra frase completamente de padres… ¿Qué significa? Puedes realizar literalmente “lo que quieras”, pero cuidado si rompes las reglas que existen entre ambos o en su lugar. Le das al otro toda la carga para que sienta que está traicionándote si no hace lo que tu quieras. Mejor eviten dejar puntos abiertos y dialoguen el punto que quieren discutir, hasta llegar a una solución juntos.

También lee: Consejería matrimonial: Razones por las que deberías intentarlo.

guardarFoto vía Unsplash: Seth Doyle
Foto vía Unsplash: Seth Doyle

Ya déjalo

Esta es otra forma cobarde de huir de los problemas y hacer sentir responsable al otro. Es una manera hiriente y totalmente despectiva que puede lastimar al otro, sin tener vela en el entierro. Mejor acepta lo hecho y platíquenlo juntos, no le cargues la responsabilidad de lo tuyo a tu pareja.

Te lo dije

¿Qué caso tiene decirlo si ya no hay nada que hacer? Mejor busca ser empática y comenten mutuamente como pueden solucionar lo que ya está hecho. No busques que la persona se sienta aún peor, generaras odio entre ustedes.

También lee: 5 conductas que creemos “románticas” pero que no lo son.

guardarFoto vía Unsplash: Elizabeth Tsung
Foto vía Unsplash: Elizabeth Tsung

Ya cállate

La palabra que resume la violencia total en su sencillez. Definitivamente a nadie nos gusta que nos la digan. Te recomendamos no utilizarla para nada, porque simplemente hará que sus cabezas vuelen y se vuelvan locos. ¿Qué hacer? Mejor pídele un momento, sal de la habitación y respira. Toma unos minutos para enfriar la cabeza y puedan discutir las cosas. Evita ser hiriente e incluso recibir una respuesta aún peor y el boomerang regrese con más fuerza.

Ahora que ya sabes cuáles son algunas de las palabras que debes evitar a toda costa, piensa en aquellas que generalmente utilizas y sería mejor retirarlas de tu vocabulario. Estamos seguros que si dejas de usarlas, harás que las discusiones sean más llevaderas y lograrán resolver los inconvenientes de una forma mas sencilla. ¡Mucho éxito!

Entérate antes que nadie de lo último en tendencias para bodas

Suscríbete a nuestra newsletter

Escribe tu opinión

Mesa de Regalos Zankyou. ¡Recibe el 100% de tus regalos en dinero a tu cuenta!