Publicidad
La boda de Jen y Matt: Un gran día en el paraíso de Sayulita

La boda de Jen y Matt: Un gran día en el paraíso de Sayulita

A veces, sólo a veces, romper las reglas puede ser el mejor aliado para tener una celebración en donde la originalidad se haga presente a cada segundo.

  • Real weddings
  • Palabra de honor
  • En la playa
  • Nayarit

Los colores de Sayulita me fascinan. Es como entrar en un universo paralelo, como si se tratara de una escena de ficción en donde la naturaleza cobra vida con tonalidades intensas y una vibra perfecta para las historias de amor más hermosas. La boda de Jen y Matt, sin duda alguna, fue el ejemplo perfecto de que a veces, sólo a veces, romper las reglas puede ser el mejor aliado para tener una celebración en donde la originalidad se haga presente a cada segundo. Un vestido de novia encantador, un escenario de ensueño y la inmensidad del mar como acompañante hicieron de esta boda ¡todo un deleite visual! No pierdas detalle de este gran día con las hermosas fotografías de Carlos Elizondo.

guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo

De Carolina Herrera

Publicidad

No hay nada tan genial como ver la imagen de las novias en el gran día, al menos para mí en eso se resume uno de los mejores (y mayores) detalles de la boda. Para semejante celebración, Jen apostó por un vestido de novia Carolina Herrera; un diseño corte sirena con volados y un elegante escote palabra de honor. Para complementar su look, un precioso recogido de novia fue la mejor opción, así como un tocado de novia con especies naturales que remarcaba la vibra sin complicaciones de su gran día. Por si fuera poco, un maquillaje sutil con un énfasis brutal en los labios rojos ¡fue más que acertado! Y, por supuesto, las piezas de joyería para novia más elegantes para que se viera guapísima para el “Sí, acepto”. Claro que no pude pasar desapercibido el ramo de novia, un diseño silvestre y con un toque ecléctico gracias a la combinación de colores y a la integración de follajes, una de mis tendencias top para la próxima temporada de bodas.

guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo

Nosotros para siempre

La novia y sus acompañantes llegaron al lugar de la ceremonia, en donde Jen se preparó con su vestido de novia y esperó a que fuera el momento indicado para caminar hacia el altar del brazo de su madre. La decoración de la ceremonia me encantó: sillas blancas ideales para una boda al aire libre, así como abanicos para todos los invitados y, por supuesto, arreglos florales que le dieran vida, color y una energía fascinante a este lugar. Matt ya la esperaba con una sonrisa de oreja a oreja, misma que se mantuvo como la constante de un amor pleno. El momento del intercambio de votos no pudo ser más emotivo y, con lágrimas en los ojos y una ola de emociones, ambos se juraron amor eterno frente a la mirada nerviosa de todos sus invitados. Íntima y sin complicaciones, así fue el “Sí, acepto” tan esperado de esta hermosa pareja de novios… ¡Wow! A propósito, descubre las 8 razones que te convencerá de tener una boda pequeña.

guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo

Fotos, recuerdos y un escenario de película

La recepción fue mi parte favorita. Me encanta toparme con bodas en donde los invitados eligen a las personas más cercanas a ellos para disfrutar de un día muy especial. La decoración fue cuidada en cada detalle: para asegurar la convivencia de todos, las mesas imperiales fueron necesarias, estas se acompañaron de caminos de mesa a rayas y centros de mesa que dejaban de manifiesto la tendencia orgánica en todo su esplendor. El mobiliario fue parte de una decoración con detalles vintage y un toque rústico inigualable, en donde las fotos de Jen y Matt se hicieron presentes, así como las cámaras instantáneas para generar recuerdos de ese gran día. Sin muchos detalles, el ambiente de esta boda se dejó envolver por los colores propios del lugar, el verde de los árboles y ese tono de azul que sólo el mar es capaz de brindar. Después de una hermosa sesión de fotos, los novios compartieron su primer baile como esposos en un ambiente cálido, especial e inigualable. ¡Amé!

¿No quieres perderte las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo
guardarFoto: Carlos Elizondo
Foto: Carlos Elizondo

¿Quieres más inspiración para tu gran día? También te recomendamos: Decoración de boda en la playa 2017, Un amor a color y para siempre: La boda de Elsa y Fede y Para hoy y para siempre, mi norte serás tú: La boda de Ana y Diego.

Fotografía: Carlos Elizondo | Vestido de novia: Carolina Herrera | Locación y banquete: Villa Amor | Concepto floral: Flor Mimo | Maquillaje y peinado: Bliss Sayulita | Wedding planner: Karen Ruezga

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Villa Amor Jardines para bodas
Carlos Elizondo Photographer Foto y vídeo bodas
Carolina Herrera Diseñadores de novia
Publicidad

Escribe tu opinión