Fantasía hecha realidad: La boda de Natalí y Ricard

Nos encanta admirar las historias de amor más enternecedoras, esas que, en tan sólo segundos, son capaces de arrebatarnos las sonrisas más grandes. Justo eso nos pasó con la boda de Natalí y Ricardo; una ceremonia que nos trasladó hasta los más mágicos cuentos de hadas, en los que a una novia hermosa le brillan los ojos con la emoción de un grandioso día, donde cada detalle se convierte en una fantasía hecha realidad. Si se trata de historias románticas que nos pongan la piel chinita, esta boda es perfecta para lograr el cometido. Disfruta de esta preciosa celebración con las tomas de Erick Reyes… ¡Prepárate para suspirar!

Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes

Brincos en la cama y muchas sonrisas

La ternura de Natalí no podía ser ignorada. Durante su sesión getting ready nos llenamos de emoción al ver cómo la preparaban para el gran día; además de la emoción, los momentos de sonrisas no se hicieron esperar, y qué mejor que inmortalizarlos con unos buenos brincos en la cama. Nada más lindo.

Por si fuera poco, su estilismo nos encantó. Natalí eligió un hermoso vestido de novia con silueta ceñida, falda en línea A, cientos de bordados hechos con encaje y un cuello barco para darle un toque atemporal a su imagen. Para complementar su look, nada mejor que un recogido tradicional acompañado de un precioso velo de tul, así como de un maquillaje clásico que le diera el toque perfecto a su imagen. ¿El mejor accesorio? Esa sonrisa tan genuina que sólo es capaz de reflejarse cuando hay un amor verdadero. ¡Se veía preciosa!

No podíamos olvidarnos del ramo de novia que eligió para contrastar con su look: un diseño con peonias en color cereza, rosas en tono palo de rosa, follaje y pequeñas rosas de jardín en color blanco roto. Sin duda, un bouquet en máxima tendencia para una novia encantadora. 

Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes

Un novio 100% enamorado

Más allá de la imagen y el estilismo que puedan elegir los novios, lo que más nos emociona es ver en sus ojos el sentimiento más increíble: el amor. Ricardo, sin duda, fue el máximo ejemplo de que una sonrisa genuina puede transformar un segundo en magia, y eso fue lo que pasó en el momento que se encontró con Natalí, el amor su vida.

Por supuesto, ambos lucieron perfectos y en sintonía para celebrar la grandiosa llegada del esperado”Sí, acepto”. Ricardo lució increíble con un traje para novio muy elegante en color negro, el cual combinó con una pajarita en el mismo tono y una camisa blanca. Para rematar con la estética de esta boda fantástica, los novios se trasladaron hasta el lugar de la ceremonia en un extraordinario auto antiguo que dotó de glamour y un estilo único el gran día.

Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes

Música y sentimientos a flor de piel en una ceremonia ¡de ensueño!

La boda de Natalí y Ricardo se convirtió en una gran sorpresa en cada detalle. La ceremonia religiosa no podía ser de otra manera; los novios disfrutaron de un rito cristiano, en donde la música, el sentimiento y las emociones no se hicieron esperar. 

Teniendo como escenario un hermoso jardín, los novios se dejaron enmarcar por la magia de la naturaleza, la majestuosidad de los árboles, la inmensidad del cielo azul y la mirada expectante de sus invitados para llegar hasta el altar con un brillo especial en los ojos. Las lágrimas de emoción y las caricias no se hicieron esperar; cada segundo se convirtió en un momento de máximo romance y sentimiento. Después de escuchar un hermoso mensaje, compartir los votos e intercambiar los tradicionales símbolos, Natalí y Ricardo nos dejaron fascinados con un abrazo que dejaba de manifiesto la unicidad de un amor que durará para siempre. 

Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes

Let de love glow… ¡Una recepción increíble!

Al término de la ceremonia religiosa, los novios e invitados se dieron cita en el Parque Fundidora, el lugar elegido para la celebración del gran día. Ahí, todos fueron recibidos con un letrero que anunciaba la palabra “LOVE” con focos al estilo industrial. La estética de la decoración siguió el mismo concepto, aunque lo que más llamó nuestra atención fue el diseño del pastel de bodas: un delicioso naked cake bañado con flores blancas, uvas y todo tipo de frutos rojos; sin duda, una de las creaciones más originales que hemos visto ¡en mucho tiempo!

Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes
Foto: Erick Reyes

No pierdas tiempo y déjate llevar por la belleza de esta boda que nos ha conmovido ¡de principio a fin! También te recomendamos: El gran día de una hermosa fotógrafa de bodas: Enamórate de la boda de Ana Luisa y Joel, Estrellas relucientes por doquier: Así fue la boda de Andrea y Diego en San Miguel de Allende y La boda hipster chic perfecta y un vestido de novia único: Descubre el gran día de Luisa y José

Fotos de Erick Reyes | Locación: Parque Fundidora

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribe tu opinión

Foto: Carlos Elizondo
Un amor a color y para siempre: La boda de Elsa y Fede en Puerto Escondido
Con la compañía del mar, los preciosos colores de Oaxaca y las emociones que brotan, esta boda nos hace soñar con una eternidad aderezada ¡con mucho romance!
Foto: Cheesiness
Bajo nuestras propias reglas: La boda de Citlali y Oscar
Al final de cuentas cada segundo es una oportunidad para llenar las líneas de ese libro que escribes con tu chico a cada paso.
Foto: Guillermo Navarrete
Con la emoción a flor de piel: La boda de Majo y Chente
Dos novios convencidos de haber encontrado el mejor regalo de sus vidas en el otro. No te pierdas ni una sola de las fotografías de Guillermo Navarrete.

Crea gratis la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Su empresa también puede estar en Zankyou!
Si tiene una empresa de bodas o es un profesional, Zankyou le ofrece la oportunidad de dar a conocer sus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información