El Diario de una Planner ¡llegó a su gran día!

Después de todos los preparativos y de recorrer el camino de esta gran aventura, por fin te podemos contar cómo estuvo nuestro gran día. Descubre todos los detalles, los segundos más emotivos y los momentos mejor vividos de un día que nos ha cambiado para siempre.

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

Carlos

¡Qué onda! Muchachones y muchachonas, pues ya pertenezco al CLUB OFICIAL DE CASADOS MILLENIAL y la verdad es que los meses de planeación y ser consentidor con todos los caprichos que puede tener una Wedding Planner como Valentina… ¡Valió la pena!

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

Valentina

Al fin el día llegó, no podía creer que el tiempo había pasado, que ya no tendría que ocuparme en elegir cosas de mi propia boda, de probar, de contratar, de que me preguntaran cómo iba con los preparativos. Al fin el momento había llegado y la espera de más de un año después de que Carlos me dio el anillo, por fin llegaba a su fin.

Toda la semana previa traté de concentrarme en sacar pendientes y quedarme lo más tranquila para vivir el fin de semana. Desde un jueves antes a la boda llegué a Morelos y traté de relajarme.

Mis amigas wedding planners me ayudaron a pensar en cómo desarrugar mi velo que por el viaje se había arrugado por completo y a pensar en detalles que, al ser novia, eran poco importantes para mí, pues tienes en la mente muchas otras cosas que no tienen que ver con los preparativos, ni lo que necesitas en una boda.

Durante todo el viernes, se realizaron los montajes de carpa, flores, iluminación, mobiliario y equipo de audio. Gracias a mi wedding planner no tuve que estar preocupada ni al pendiente de los detalles, asi que me volví una novia completamente ajena al mundo de las bodas, es más, no quería saber nada al respecto, solo quería esperar el momento relajada y sin pensar en detalles.

El viernes empezaron a llegar nuestros amigos, hicimos una reunión para darles avisos a todos, reencontrarnos y pasar un rato agradable. Fue increíble comenzar a reunirnos y saber que estaban preparados al igual que nosotros para vivir el gran día. Recomendamos al 100% que hagan esta reunión un día antes, ya que el rompehielos, como normalmente se le llama, da increíbles resultados en el ambiente que habrá en la Boda.

Como en todas las Bodas, hay imprevistos y no crean que mi boda fue la excepción. Hubo algunos detalles con los vestidos de mis damas, sin forma, malos terminados y entregas a horas antes de la boda. Muy mal por la proveedora que los hizo, con poco profesionalismo y capacidad de entregar un trabajo de calidad y detalles necesarios para la ocasión; muy bien por mis damas que se encargaron de que pareciera que no había pasado nada y cada una arregló su vestido de tal manera que pasaran desapercibidas las imperfecciones. Pasé un enojo tremendo un día antes por esa razón, pero traté de guardar la calma y enfocarme en que no importaban esos detalles y valía mucho más las amigas que tenía y cómo íbamos a disfrutar la boda aunque después de la sesión de fotos se tuvieran que cambiar de vestido. Si quieren una referencia de quién hizo ese desastre en los vestidos de mis damas, escríbanme para orientarlas.

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

El día de la boda

06:00 am llegaron las maquillistas de Pink Chic y mis amigas a las que les correspondía ese horario para su maquillaje. Tengan en cuenta que siempre es un rollo programar los horarios de maquillaje, siempre habrá quejas de que sea muy temprano, muy tarde, que tienen bebés, que no pueden esperar tanto. Así que trata de ser empática, pero si no hay de otra, no hay de otra y deberán adaptarse.

Llegó el momento de mi maquillaje, me relajé y fuimos sobre lo planeado, es importante mencionar que rompí las reglas que debe de seguir una novia una semana antes respecto a su arreglo y cuidados. Resulta que me aclaré el cabello tres días antes, pensando en que me quería ver completamente diferente, sé que corrí con mucha suerte porque amé mi color de cabello y cambios. Estoy consciente que pudo haber pasado lo peor, así que si desean hacerse algún cambio, háganlo al menos dos semanas antes, para llegar tranquilas y seguras a su gran día.

Uno de los momentos más significativos para una novia, es ponerse el vestido de novia. Fue emocionante completar el outfit y verme frente al espejo (en el próximo post les platicaré como viví ese momento sin que mi mamá estuviera presente). Sin duda, mi amiga que me ayudó a colocarlo y todas las personas que me rodearon en ese momento hicieron un gran momento. Emociones encontradas al ver a mi papá, a mi abuela, mi prima, mis hermanos… Todo fue completamente emocionante. Salí de la casa acompañada de mi papá, mientras tanto, en el camino platicamos de muchas cosas, entre ellas, le mencioné que no fuera indiscreto en el discurso que el daría frente a los invitados después de la comida.

Entrar a la iglesia de su brazo, ver a todos esperando nuestra llegada en especial a Carlos ha sido de lo más emocionante que he vivido. De hecho le iba murmurando a mi papá que estaba súper emocionada, le preguntaba si él se sentía igual… El clima, la Iglesia, la música tal cual la imaginamos con Grupo MAAS.  De las más hermosas acciones que he visto en una Boda y me siento muy afortunada de haberlo vivido, es que mi papá me dio un beso me entregó y nos dio la bendición a ambos… la ceremonia fue muy emotiva y divertida. El sacerdote fue muy ameno y conocía nuestra historia, les recomiendo comer con él antes de la boda para que puedan platicar con él y conozca más su historia. Tan bien nos llevamos con él que acabamos tomándonos una selfie al final de la misa.

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

Carlos 

Desde la iglesia en San Felipe de Jesus con una vista increíble que se prestaba para cientos de fotos para los invitados, que te transportaba a un anfiteatro, el padre que más que un sermón “clásico” contó nuestra historia y nos recordó que si Dios nos había unido, no habría nada que nos separaría.. Hasta el momento en que llego la banda y volaron los huaraches.

Valentina

Sabemos que todos nuestros proveedores se esforzaron al máximo por dejar todo nuestro montaje espectacular y, sin duda valió la pena. Agradecemos a cada uno de ellos lo que hicieron por cuidar de cada detalle, porque lo que tenía en mente desde meses antes se haya ejecutado, dando como resultado un montaje espectacular que me imaginé desde mucho tiempo antes. Carlos y yo queríamos llenar de momentos memorables la Boda, así que en una de nuestras muchas pláticas de lo que haríamos se nos ocurrió poner voces en off donde él y yo le hablábamos a los invitados en ciertos momentos, para explicarles lo mucho que significaba compartir ese día con todos ellos, decirles que lo disfrutaran y se llenaran de alegría junto con nosotros.

El diseño en flores materializado por Valeria Urióstegui-Arquitectura floral transformó la atmósfera a un logar fresco y alegre, llenándonos de verdes, colores, alturas y un plafón verde impresionante. Toques de dorado, toques de mantelería azul con estampado, números colgantes dorados, menús circulares,  copas verdes, velas altas, agradecimientos con el mismo diseño de toda nuestra papelería y plato base verde Antique. Todo lo anterior hizo que la boda tomara un auténtico estilo: Val y Carlos.

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

Carlos

Si me preguntan qué estilo fue el de nuestra boda, algunos dirán: Jumanji o Rain Forest. La verdad es que no tengo la menor idea de cómo nombrarlo, más bien nos enfocamos en imprimir nuestras personalidades en cada detalle y mantener la boda todo el tiempo en auge.

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

Valentina

La sesión de fotos fue corta y lo más natural posible. Teníamos un cortejo de 14 damas y 13 amigos de Carlos, así que ya se imaginarán… Fue súper divertido. Como podrán darse cuenta, nuestro fotógrafo toma imágenes ¡al natural! Y es como mejor salimos todos, así que tratamos de no estar posando forzadamente y dejarnos llevar, divertirnos y hacer una que otra dinámica para que se viera ordenado.

El primer momento en la recepción de la boda fue el coctel. Posteriormente se asignó su lugar y pasaron a la zona de banquete. Cuando todos estaban sentados, pasamos un video con imágenes donde aparecían la gran mayoría de los invitados, con nosotros y la voz en off. Al terminar comenzó nuestra canción de entrada, muy a nuestro estilo, entramos con El Baile y el Salón de Café Tacuba, al lado de nuestra perrhija y emocionados nos acercamos a las mesas, pasamos por todas a saludar a nuestros invitados. Momento más feliz, emotivo y pleno que ese no recuerdo haber vivido; a mitad de la canción bailamos al centro y para terminar la canción seguimos saludando. Toda nuestra alegría y energía la transmitimos a nuestros invitados y ellos a nosotros.

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

La comida estuvo sonorizada por un dueto de cuerdas, percusiones y voz. Cuando llegó el final de la comida y me invitaron a pasar a la pista para cantarle un tema al novio. A fuego lento fue la canción que por primera vez le canté a Carlos en público.

Al terminar ese momento, mi papá tomó el micrófono y nos dijo unas palabras muy a su estilo, donde todos los invitados acabaron riendo y después cantó y todos acabamos llorando por la emotividad del momento. Los papás el día de la boda son un gran símbolo, muchas veces tememos a lo que dirán, pero solo es cuestión de platicar con ellos para que estemos enterados de todo y nada sea sorpresa.

Terminando, Carlos y yo dimos algunas palabras a nuestros invitados y abrimos pista con nuestro primer baile, “Estaré” de Kabah, fue la canción que nos emocionó bailar así que se hizo una mezcla de esa canción. El tema del papá con novia y mis dos hermanos fue “My first my last, my everything” de Barry White, mientras que el baile de la mamá con el novio fue “Madre” de Mijares. La mezcla  terminó con la canción de novios, en donde invitamos a los amigos a cerrar al centro de la pista.

La boda fluyó y nos llenamos de alegría, de baile, de comida y de mucha bebida que corrió por todos los invitados. Carlos y yo no dejamos de bailar durante toda la fiesta, no nos despegamos de la pista, ni de nuestros termos. Entre agua y whisky duramos al 100% toda la noche. Con sorpresas como la mesa de dulces, la smore’s bar, paletas de hielo, carrito de papas y chicharrones y la torna boda todos quedaron satisfechos.

La diversión a cargo de @GrupoMAAS , DJ y Banda no permitieron que nadie quedara exento de divertirse en la pista.

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

Carlos

Momentos que como novio debes disfrutar:

1. La entrada de la novia: Procura no verla vestida hasta el altar, no arruines el momento es algo único que en mí causó algo que jamás voy a olvidar, hasta hubo lágrimas de todos los padrinos al ver mi expresión. Acompáñalo de una muy buena orquesta como GRUPO MAAS para que el momento sea mágico.

2. La entrada de novios: Evita el micrófono, eso hace que aburras a la gente “Y ahora un aplauso a los novios”…. No, no, no. Debe ser algo más triunfal. Este momento entramos con la música a todo lo que daba, previo hubo un video con palabras y fotos de todos nuestros invitados en el que les decíamos lo especial que eran para nosotros y nuestra historia. Disfruta el momento y haz que disfruten tus invitados. ¡Eres una estrella de rock!

3. El Baile de novios: Tampoco anunciado, algo al natural como toda la boda, siempre imprimiendo el estilo de Valentina y mío con un gran toque de improvisación. Verla a los ojos, estar al centro de la pista, la mejor rola que pudiera haber en el mundo, la gente grabando… ¡Pum! Un choque enorme de dopamina que siempre recordarás. No dejamos que se usará para nada el micrófono, las canciones fueron dando pauta a los bailes uno sobre otro y al final un pequeño Flash Mob donde todo nuestro cortejo se fue al centro de la pista para cantar con nosotros el coro de Estaré de KABAH y así abrir la pista.

4. La liga: Era mi momento, donde un hombre define nuevamente de qué está hecho. Hazlo sexy, hazlo atrevido, hazla que se sonroje.

5. La voladora: Entre más alto te avienten mejor. Yo sólo pensaba en dos cosas: soy su muñeco de trapo y qué buena foto va a salir.

Foto: Momentos Wedding Studio
Foto: Momentos Wedding Studio

En general agradezco a cada uno de los proveedores que dieron su máximo y lograron una boda en verdad única, nuestros invitados se mantuvieron a tope y la pista terminó destrozada; un súper ambiente provocado por fiestas anteriores donde la gente empezó a hacer una amistad y algunos se convirtieron en hermanos. La elección de los invitados fue vital y aunque hubo uno que otro incomodo que no llegó, la gente que estaba, estuvo porque quería pasarla en grande.

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Comentarios (1)

Escribe tu opinión

Foto: Fernando García
Lo mejor de mi vida: Tere y Santiago
No puedes perderte ni un solo momento en la boda de Tere y Santiago. Las fotografías conceptuales de Fernando García ¡te van a encantar!
Las 10 mejores pastelerías de boda en México DF: Ponle un sabor delicioso a tu gran día
Las 10 mejores pastelerías de boda en México DF: Ponle un sabor delicioso a tu gran día
Con estos profesionales y sus creaciones ¡tu boda tendrá un sabor exquisito!
Foto: Andrea Mancilla
Naturaleza entre sonrisas: La boda de Moyra y Pedro
Sin lugar a dudas, amarás la boda de esta pareja. No dejes de ver las fotos de Andrea Mancilla. ¡Te vas a enamorar!

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Su empresa también puede estar en Zankyou!
Si tiene una empresa de bodas o es un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer sus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información