De lo bueno, poco: ¿Por qué las bodas íntimas están ganando terreno?

Una de las tradiciones españolas que más se estilan durante las bodas, es que los novios deben llevar una canasta de mesa en mesa con pequeños detalles para repartir a sus invitados, quienes aprovechan el momento de entregarles algún sobre con dinero.

Esta tradición, como muchas otras tradiciones españolas, ha tomado parte de nuestra cultura latina, en la cual, acostumbramos dar obsequios pequeños para agradecer la asistencia de todas aquellas personas que nos dimos a la tarea de invitar y, a su vez, ellos entregan sobres con dinero para que la pareja pueda hacer de él lo que mejor le parezca. Si tu lista de invitados es larga, sabrás de antemano que los presentes económicos podrán representar una gran satisfacción, pero de manera proporcional estará tu compromiso de ofrecerles una excelente atención, un delicioso banquete, detalles varios y una hermosa fiesta y, obviamente, esto se verá reflejado en tu inversión.

Foto: Light Walkers
Foto: Light Walkers

¿Es obligatoria una boda numerosa?

La respuesta es “no”. Las bodas hoy en día, han pasado de ser simples eventos basados en patrones repetitivos, a conformar una serie de elementos que denotan nuestras preferencias, gustos, ingenio y personalidad. En pocas palabras: tu boda puede ser lo que quieres que sea.

¿Quién debe hacer una boda íntima?

Generalmente pensamos en tres tipos de personas que optan por una boda íntima: las parejas con bajo presupuesto, aquellos que no están contrayendo nupcias por vez primera y los famosos que constantemente huyen de los paparazzis. De hecho en nuestra cultura latina tenemos un chip invisible que nos hace pensar que poca gente es “malo” y mucha gente es “bueno”. Tener una boda repleta de personas nos hace sentir que estamos haciendo algo bien, no me preguntes por qué, sigo sin saberlo. El punto es que cuando hablamos de bodas íntimas, hacernos a la idea de un evento fabuloso nos puede costar un poco de trabajo.

Todos somos candidatos para hacer una boda íntima, mientras así lo deseemos. No necesariamente tiene que existir de por medio un presupuesto limitado, o un enlace incógnito, hay muy buenas razones por las cuales elegir una boda con pocos invitados. Aquí te presento algunas:

Foto: Fer Juaristi
Foto: Fer Juaristi

Estarán los que tienen que estar

Imagina qué maravilloso sería ver los rostros de las personas que bailan y comen a tu alrededor y saber quiénes son o cuánto los aprecias; sabes que son esas personas que estarán en tu ceremonia y te apoyarán en todo momento, los amigos y la familia más allegada estarán presentes. Todos ellos compartirán tu gran día, y sin duda alguna sabrás quién es quién.

Atención de primera

En algunas bodas numerosas he podido ver que difícilmente los novios conviven con sus invitados, por lo general es un ambiente donde se ensamblan pequeños grupos de personas: cada quién está en su mundo, a veces hasta hay discusiones, encuentros o situaciones incómodas y obviamente los novios ni se enteran. Una boda íntima te permitirá tratar a cada uno de tus invitados como lo que son: una parte importante de tu gran día. Podrás pasar más tiempo con ellos, el servicio de catering será más eficiente, entre otras cosas. Gracias a una boda íntima, puedes hacer esto con calma y dentro de un ambiente más controlado.

También lee: De la abundancia del corazón habla la boda.

Foto: Fer Juaristi
Foto: Fer Juaristi

La locación no será un problema

 En las bodas numerosas es muy común que parejas renuncien al lugar del evento de sus sueños porque ¿dónde van a poner a todos? El espacio se transforma en un factor tan importante que puede llevarte a cambiar un poco de planes, y es probable que te termines  eligiendo una locación que no te encante pero que tenga la capacidad necesaria. Eso no sucederá en una boda íntima, la cual puedes hacer en un lugar soñado sin tener que comerte las uñas de solo pensar en dónde meterás a tanta gente.

También lee: Cómo hacer que la planeación de tu boda sea de lo más sencillo.

Foto: Light Walkers
Foto: Light Walkers

Una boda íntima, puede ser una boda con clase

Supongamos que tu presupuesto no dé para mucho, pero aún así, te niegas a perder el estilo y el glamour que tanto te caracteriza. Una boda íntima es tu solución. De entrada puedes contabilizar tu inversión en cientos de platillos de calidad promedio y darte cuenta de que puedes canalizarla para hacer realidad la boda de tus sueños, con una excelente decoración, pocos pero muy buenos platillos, fina atención y música extraordinaria en un lugar fabuloso (que no tiene que ser enorme). La clase no está ligada con el número de invitados que tenga tu evento, pero sí tiene mucho que ver con el buen gusto, la organización y la buena atención.

Será un evento emotivo

Dado que las personas que se encuentren a tu alrededor son aquellas que te conocen íntimamente y han compartido contigo importantes momentos, no podrán evitar emocionarse y sentirse parte de tu evento. Lo verán como algo mágico y especial, llorarán y reirán junto a ti sin importar qué. Tu fiesta estará repleta de personas que disfrutarán a tu lado como lo han hecho siempre y no de extraños llegando a mitad de la noche buscando bebida gratis.

También lee: 8 razones que te convencerán de tener una boda pequeña.

Foto: Light Walkers
Foto: Light Walkers

¿Qué te detiene?

Casi siempre lo que nos detiene al pensar en una boda íntima es algo muy arraigado al ser humano, de lo cual es difícil salvarnos: el “qué dirán”. Pocas veces nos atrevemos a hacer las cosas distintas por este hecho. Está bien si haces una boda numerosa porque eres sociable y tu círculo de amigos íntimos es considerablemente grande, o si hacer una boda con muchas personas es tu sueño de toda la vida, está bien, adelante, lo harás y serás feliz. Pero si tu razón para hacer crecer esa lista de invitados comienza con “no se vaya a sentir” o “TENGO QUE invitarlo(a)”, entonces hay que replantear toda la situación. 

También lee: Cómo organizar una boda express.

Foto: Light Walkers
Foto: Light Walkers

Recuerda que cada decisión que se tome en torno a tu boda será tuya y de tu pareja, única y exclusivamente. Utilicen esta gran ocasión para satisfacer sus sueños y expectativas, intenten hacer las cosas pensando en ustedes mismos, para que así puedan dar a sus seres queridos la oportunidad  de conocerlos un poquito más a través de su gran día.

Fotos de Light Walkers y Fer Juaristi 

Contacta con las empresas mencionadas en este artículo

Escribe tu opinión

Foto: Paulina Morales
5 cosas que todas las novias que están por casarse desean para el 2017
¿Recuerdas cuando eras niña y hacías tu lista de deseos? Seguro te identificarás con estos must-haves.
Foto: Pablo Saracho
¡Casarse es bueno para la salud! Con esta nota querrás decir "sí, acepto"
Casarse probablemente sea de las decisiones más importantes que tomes en tu vida, pero si quieres tener una razón más para hacerlo te decimos que es bueno para tu salud.
7 tipos de personas que no están hechas para tener boda: ¿Qué opinas de la 5?
7 tipos de personas que no están hechas para tener boda: ¿Qué opinas de la 5?
La vida matrimonial definitivamente no es para cualquier tipo de personas, y es completamente normal, pues no todos están hechos para pasar el resto de sus vidas junto a alguien más; Si quieres conocer algunos de estos tipos de personas, sigue leyendo y deja que te lo contemos a continuación.

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¡Tu empresa también puede estar en Zankyou!
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en 23 países. Más información