Boda sin niños: 5 formas educadas de decirlo para evitar conflictos

Boda sin niños: 5 formas educadas de decirlo para evitar conflictos

Si planeas una boda sin niños, seguramente estés pensando cómo decirlo a tus invitados sin que se ofendan. Te damos 5 consejos para decir que los niños no están invitados sin causar conflictos.

Boda sin niños: 5 formas educadas de decirlo para evitar conflictos
Foto: Modern Wedding Moments
  • Planear la boda
  • Consejos
  • Guest-blogger
  • Invitados
  • Niños

Tener niños en la boda, ¿sí o no? Es todo un dilema ¡lo sabemos! Es una pregunta que seguramente ha surgido en la organización de su boda, sobre todo al ir haciendo la lista de invitados y ver que esta tiende a crecer por los pequeños invitados adicionales. Siempre he pensado, de forma personal, que los niños aportan cierto encanto en la boda,  sobretodo en las ceremonias religiosas con los pajecitos. A muchos incluso suelen causarnos ternura y cierta alegría, también hay quienes llegan a considerarlos como una personificación del amor (por muy cursi que esto suene). Al mismo tiempo, como wedding planner comprendo perfectamente a quien no coincide con estas ideas, pues los visualizan gritando mientras dan el sí, o bien, corriendo de un lado para otro, llorando, saliendo debajo del vestido de la novia, picando el pastel, brincando en la pista de baile impecable, preguntando ansiosamente por la apertura de la mesa de dulces, o de plano dormidos sobre  tres sillas juntas a media fiesta y tapados con el saco del papá.

guardar
Foto: Allan Rice

Considero que ambas posturas son válidas, pero si de plano los novios no quieren que haya niños en su boda, informarle a los invitados que tienen hijos pequeños, puede ser una situación bastante incómoda, sobre todo porque los novios suelen tener temor a herir ciertas susceptibilidades o a que  los invitados decidan simplemente no asistir.

Cuando los novios me preguntan que cuál es la mejor manera de decir que no quieren niños en la boda, respondo que lo más directo siempre es lo mejor. Aunque esto no quiere decir ser grosero o insensible. Pero hay que ser directos, a pesar de que en México mucha gente pueda sentir cierta incomodidad al escuchar la frase: boda sin niños. Seamos claros desde un principio, si no quieren que haya niños en la boda, díganlo. Así darán tiempo a los invitados a planearlo todo y a decidir si asistirán a su boda o no, este punto también es algo probable y hay que aceptarlo.

Descubre: cómo hacer una buena lista de invitados. 5 tips para lograr el objetivo

guardar
Foto: Sebastián Anaya

¿No quieres perderte las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Por eso, a continuación te cuento 5 formas educadas de decirle a tus invitados que tu boda es sin niños:

  • En el save the date. Una buena forma de hacerlo, es desde el save the date, pues desde que sus invitados con hijos ven la fecha, pueden ir planeando con quién dejarlos o bien cancelar su asistencia con antelación, si así lo desean o no tienen opción.
  • En persona en una reunión. Informen de su decisión, en las reuniones que tengan con sus amigos y familiares. Lo ideal no es estarse justificando con cada uno, pero piensen que seguramente al momento de escuchar sus razones, la gente los entenderá mucho mejor.
  • Con una tarjeta en la invitación. Una tarjeta incluída en la invitación logrará que sus invitados comprendan que la razón de tener una boda en la que los niños no están invitados, es para que ellos se diviertan más. Puedes poner una frase como: “Queremos que disfruten y bailen sin parar, es por ello que la invitación es solo para adultos”
  • Por teléfono. Al momento de confirmar telefónicamente a los invitados, es importante que la persona que llame, amablemente les diga: “Le recordamos que la invitación es sin niños” y si es necesario que les explique el por qué de esta decisión.
  • Con una nota en su página web. Si no quieren pasar como “niñofóbicos”, pueden decir que son reglas del lugar de la boda, con una nota en su web de novios similar a esta: ¨Debido al horario de la boda y a las características del lugar, le recordamos que esta es una celebración no adaptada a los más pequeños”. Las bodas no siempre son en  los lugares adecuados para niños, hay lugares donde hay albercas, riachuelos o fuentes que podrían ser un peligro para niños sin supervisión. También en los  lugares con escaleras enormes, o algunos con jardines muy grandes, en donde incluso podrían tener un accidente. Hasta la decoración con velas, se torna peligroso para ellos. ¿Suena fatalista? Tal vez, pero recuerda que debemos de prever todo lo que pueda alterar el desarrollo perfecto de la boda.
guardar
Foto: Modern Wedding Moments

Es importante que intentes decirlo de distintas maneras y de la forma más educada posible. Entre más veces dejes claro que la tuya será una boda que no admite niños, el mensaje quedará más claro. No teman ser tachados de “anti-niños”, al final de todo esta es su boda y son ustedes quienes deciden cómo quieren que sea su gran día. Las personas que los quieren y deseen acompañarlos entenderán sus razones y su derecho a tener la boda de sus sueños, sea como sea.

También hay parejas que ni siquiera se lo cuestionan, les da lo mismo si hay niños o no. Aunque ya saben lo que implica el invitarlos: tener alimentos especiales para ellos, asignarles un espacio adecuado, planear actividades para evitar que se aburran, conseguir servicio de niñeras, etc. Ahora bien, puede que existan algunas excepciones, como los adorados sobrinos que además quieren que sean sus pajes y participen en la ceremonia. Lo ideal para también ser congruentes es que solo asistan para cumplir su papel y tener fotos lindas con ellos, y enviarlos a una hora prudente a descansar.

También lee: Niños en las bodas, ¿sí o no? Te contamos los pros y contras

guardar
Foto: Allan Rice

Cada vez son más comunes las bodas sin niños, pero tomen en cuenta, que algunos de sus invitados con hijos, probablemente decidan no asistir e incluso sentirse ofendidos, por no invitar a sus pequeños. No se angustien de más, esas son cosas que ustedes no pueden controlar. Y bastante estrés tendrán con el resto de la organización, así que intenten ser educados pero no se preocupen de más. Los novios tienen siempre la última palabra, la boda es de ustedes y de nadie más. ¡Disfrútenla al cien por ciento!

Texto: Laurah Luna

También te puede interesar:

Selecciona a los proveedores que quieres contactar

Laurah Luna Wedding Planner Wedding planner