Publicidad
Apodos de cariño que debes eliminar de tu vocabulario, por más cursis que sean

Apodos de cariño que debes eliminar de tu vocabulario, por más cursis que sean

¿Bebecito, cosita, pedacito de cielo, perita en dulce, gordito de amor? ¿Te suenan? Igual es momento de borrarlos de tu lista.

  • Vida en pareja
  • Recomendaciones
  • International
  • Humor
  • Pareja

Existen ocasiones en que el amor nos pone tan melosos, que ni siquiera nos damos cuenta de la cantidad de dulzuras que decimos y hacemos. Cada quien reacciona distinto y muestra comportamientos diferentes ante el amor… lo que sí es que no podemos negar que “el amor es ciego”. A pesar de que existen ocasiones en que poner apodos cariñosos y graciosos a nuestra pareja resulta lindo, existen distintos sobrenombres que no deberíamos de utilizar para no llevarlas a terminar.  Entonces, ¿qué es lo que no debes decirle a tu pareja? Aquí tenemos algunos puntos a tomar en cuenta para vivir en la realidad y salir de los cuentos de hadas.

guardarFoto vía Shutterstock: Shunevych Serhii
Foto vía Shutterstock: Shunevych Serhii

Diminutivos

Publicidad

Todo aquello que termina en -ito, ¡elimínalo! En ocasiones, cuando refieren a juegos y bromas, es aceptable utilizarlos… siempre y cuando la gracia se pueda percibir desde kilómetros atrás. Si no, entonces deja de hacerlo. Cualquier palabra que lleve diminutivo no debería de ser utilizada, y mucho menos en la intimidad. ¿Qué acaso no viste “¿Cómo perder a un hombre en diez días?”? ¡Deja de hacerlo!

Si no tienes claro a qué nos referimos, aquí tenemos algunos ejemplos de lo que seguramente has hecho alguna vez, ¡porque nosotros también!: amorcito, corazoncito, bebecito, pedacito de cielo… Te recomendamos prevenir un coma diabético y dejar estas palabras de lado.

También lee: Tips para pelear con tu pareja de forma saludable.

¿No quieres perderte las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Frases pasadas de moda

Puede que hace algunos años llamar a tu pareja “muñeco/a” estuviera in pero, ¡ya no! Decirle cuchi chuchi, chiqui, pera en dulce, pollita… basta por favor. Regresa al siglo XXI y utiliza el el vocabulario actual. Claro está que, de vez en cuando, puedes utilizar estos apodos… siempre y cuando sean de broma, leíste bien b r o m a. Sean una pareja moderna, y dejen atrás el estilo bolero de los años 50.

También lee: 30 razones por las que casarte es de las mejores cosas del mundo entero.

Animales

No entendemos por qué existen personas que disfrutan al llamar a su pareja como algún animal: cachorrito, pajarito, conejito… y aparte en diminutivo. ¡Paren ya! Al momento, el bajar a nuestra pareja a un animal es deplorable y vergonzoso, por más que crean que es muy “mono”. Tengan claro que ambos son personas.

Referencias al físico

Nos referimos a gordito, flaca, morena, güera, etc. Las personas contamos con una imaginación grandiosa y siempre encontraremos algo para referirnos al físico de la otra persona de manera divertida. El detalle es que en ocasiones puede llegar a ser hiriente para el otro. Ten cuidado al utilizarlos. El usar “guapo” o “chula” no queda de más, por lo que este tipo de apodos siempre pueden ser útiles.

También lee: 20 cosas que pasarán cuando empieces a vivir con tu pareja.

Palabras en otro idioma

Sí, estamos conscientes de que seguro son de los que hablan un millón de idiomas; sin embargo ese tipo de sobrenombres, en los que utilizan palabras de otros idiomas ¡sobran! Sí, seguro has estado tentada a decirle “darling”, “mon amour”, “honey”, etc., y aunque parezca que son inofensivos, la realidad es que se han vuelto un tanto innecesarios. En serio no tienes que rebuscarle al amor, ¡créenos!

También lee: 11 cosas inesperadas e increíbles que ayudarán a que tu relación sea perfecta.

Lectores de bombón:

Durante este mes de abril, que esperamos sea precioso, deseamos tengan un excelente mes y cierren varios de sus fantásticos proyectos. En particular con su gordi. Traten de no utilizar apodos ridículos, ¿ok, hermosuras? Esto podría hacer que su relación finalice, bebecitos.

¡Basta! Hágannos caso.

Publicidad

Comentarios (1)

Escribe tu opinión