6 cosas que la mayoría de las novias sienten el día de la boda

6 cosas que la mayoría de las novias sienten el día de la boda

El día de la boda no necesariamente es color de rosa, y a continuación te contamos las 6 cosas que la mayoría de las novias sienten en esa fecha especial. ¡Relájate y disfruta!

  • Antes de la boda
  • Recomendaciones
  • Novia
  • Recién casados

Ha llegado el gran día. Después de tantas emociones, expectativas y nervios, por fin te despiertas y estás con la plena consciencia de que, en tan sólo unas horas más, estarás casada con el amor de tu vida. Pero no todo es color de rosa; ese día pasarán por tu mente miles de sentimientos, pensamientos e ideas, además de que tu cuerpo probablemente empiece a cobrar factura por todas esas noches que te quedaste despierta ultimando los detalles de la boda. A continuación te contamos las 6 cosas que la mayoría de las novias sienten en esa fecha especial.

guardarSally Pinera
Sally Pinera

1.- Cansancio excesivo

Sí, aunque quieras ponerte tu coraza de superhéroe, lo más probable es que el día de la boda te sientas muy cansada. Seguro habrá momentos en los que te pongas a pensar si podrás tener energía durante todo el día, y lo más seguro es que lo logres sin duda. Te recomendamos que, antes de la boda salgas a caminar o a correr, o bien, que unos días antes te refugies en un buen spa para darte la mejor consentida de tu vida. Ten por seguro que sólo así lograrás reponer fuerzas y ese día te sentirás mucho mejor.

2.- Enferma

Si de plano el estrés no te ha dejado en paz, lo más seguro es que el día de la boda te sientas enferma ¡de lo que sea! Es completamente normal y ésta sólo es una manifestación de tu cuerpo. Es probable que sientas dolor en la garganta, en el estómago o en la cabeza. Si quieres deshacerte de todas las amenazas de salud para ese día, cuídate muy bien, sigue una dieta balanceada y aléjate del alcohol los días previos a la boda. Descansa, duerme bien y concéntrate en relajarte.

guardarCly By Matthew
Cly By Matthew

3.- Náuseas

¡Oh, sí! Las náuseas por los nervios no se harán esperar y lo mejor es que las ignores por completo. Toma té de manzanilla, come un poco y atrae pensamientos positivos para que se alejen lo más rápido posible. Verás que, al llegar la ceremonia religiosa, te sentirás más tranquila y con la confianza de estar con el amor de tu vida. ¡Tranquila!

4.- Hipersensible

Entérate antes que nadie de lo último en tendencias para bodas

Suscríbete a nuestra newsletter

Ese día es muy probable que amanezcas con toda la energía, que llores a rato, que te rías a carcajadas, que te enojes o que te sientas muy frustrada… Todo puede pasar por tu mete el día de la boda. Para evitar que entres en un caos emocional por completo, lo mejor es que te rodees de las personas que te conocen y te entienden al máximo. Deja fluir todo lo que sientas, pero tampoco exageres al grado de convertirte en una bridezilla en potencia. ¡Aguas!

guardarClary Pfeiffer Photography
Clary Pfeiffer Photography

5.- Protagonismo

El día de la boda sólo querrás que las miradas estén puestas en ti. Es obvio, es tu día, quieres brillar y sentirte como una reina que recibe todos los halagos posibles, pero ¡detente! Recuerda que tu chico también es importante y que estás compartiendo esa fecha tan soñada con él en todos los sentidos. Tampoco te sientas de más si alguien le dice a tus damas que se ven guapísimas o si una amiga tuya se puso a dieta para lucir espectacular en tu boda. Créenos, nadie te robará cámara, así que disfruta cada segundo sin intensidad.

6.-  Demasiada emoción

Y con ello no nos referimos exactamente a la buena. Habrá segundos en los que tu mente se llene de asombro por el tiempo que ha transcurrido, lo que lograste hacer para la planeación de tu boda, la gran inversión que pusiste en un sólo día, el paso que estás a punto de dar, etc. etc. No te agobies. Vas a poder con todo y, lo más importante, es que estás dejando una etapa para entrar en otra aún mejor. En vez de concentrarte en lo que estás dejando, visualiza las grandes alegrías que te esperan junto a tu prometido y podrás olvidarte de todas las malas emociones.