5 razones para no consumir lácteos: Conviértete en una novia mega saludable

5 razones para no consumir lácteos: Conviértete en una novia mega saludable

Sí, es difícil aceptarlo y cambiar tus hábitos radicalmente. Por eso te explicaré las cinco razones por las cuales no te conviene incluir lácteos en tu alimentación.

  • Belleza
  • Recomendaciones
  • Guest-blogger
  • Dietética-nutrición
  • Salud

Desde niña te enseñaron que tomar leche era necesario para crecer y mantener fuertes tus huesos y dientes. Sin embargo, nunca te dijeron que el consumo de lácteos se relaciona con enfermedades como alergias, cáncer, osteoporosis y obesidad.

Sí, es difícil aceptarlo y cambiar tus hábitos radicalmente. Por eso te explicaré las cinco razones por las cuales no te conviene incluir lácteos en tu alimentación.

guardarShutterstock
Shutterstock

1.- Contra la naturaleza. Si observas a los animales, notarás que ellos solamente toman leche a edades tempranas, y de su propia especie. Y los humanos, ¿qué hacemos? Tomamos leche en la etapa adulta y además de otra especia: la vaca. No es algo natural.

2.- Intolerante a la lactosa, estado normal. El 70% de la población mundial es intolerante a la lactosa, por lo que la intolerancia no es una enfermedad, sino un estado fisiológico normal. Después de los 4 años de edad nuestro cuerpo empieza a perder el poder de la enzima lactasa (la responsable de digerir la lactosa). Si seguimos consumiendo leche, la lactosa que no se digiere permanece en el intestino y se fermenta, lo que nos causa gases, dolores e inclusive diarrea.

guardarShutterstock
Shutterstock

Entérate antes que nadie de lo último en tendencias para bodas

Suscríbete a nuestra newsletter

3.- El calcio no puede absorberse. Hablando de lácteos, el primer nutrimento en el que pensamos es el calcio. Sin embargo, una proteína presente en la leche, llamada caseína, es la que impide que podamos absorber el calcio que contiene. Cuando nosotros consumimos proteínas animales, el pH de la sangre se vuelve ácido y el cuerpo como compensación, saca parte del calcio que tenemos en los huesos para poder neutralizar esa acidez. La leche puede tener nutrimentos indispensables, pero para obtenerlos no necesitamos tomarla. Los mejores alimentos para adquirir el calcio son los vegetales.

4.- Su consumo aumenta el riesgo de alergias y asma. La leche de vaca tiene tres veces más proteína que la leche humana. La caseína es una sustancia muy espesa que nuestro organismo no puede eliminar. En algunas personas se adhiere a los vasos linfáticos del intestino, impide la absorción de nutrimentos y ocasiona así problemas inmunológicos, alergias y asma.

guardarShutterstock
Shutterstock

5.- Puede causar cáncer. Los países que tienen menor índice de cáncer, como China, son los que no consumen lácteos. ¿Cómo harán los productores para que las vacas puedan dar leche en tan altas cantidades? Muy fácil, inyectándoles hormonas: así los animales logran producir más de lo que podrían dar de manera natural. Existe una hormona denominada factor de crecimiento insulínico (IGF-1), esta es la que se traspasa a la leche y está relacionada con cáncer de próstata, mama y ovarios.

Actualmente ya existen muchas opciones en el mercado para sustituir la leche de vaca. Las leches vegetales son ricas, nutritivas y accesibles, incluso las puedes preparar tú. Leche de almendra, soya, arroz, coco… Anímate a probarlas y a disminuir o eliminar el consumo de quesos, crema y yogurt. Los cambios serán notables en tu digestión, piel, niveles de colesterol, así como tu rendimiento a lo largo del día. ¿Quieres sentirte ligera y ser más saludable? ¡Inténtalo!