5 pasos para lograr una decoración minimalista en tu nuevo hogar

5 pasos para lograr una decoración minimalista en tu nuevo hogar

El minimalismo es un estilo de decoración que mantiene nuestra vida en armonía, incluyendo tu relación sentimental. ¡Descúbrelo!

5 pasos para lograr una decoración minimalista en tu nuevo hogar
Foto: Kara Eads
  • Decoración de la casa
  • Tendencias
  • Guest-blogger
  • Pareja

El minimalismo es uno de los estilos de decoración más populares en la actualidad. Este se relaciona con la sencillez y sobre todo el orden, dos características que son necesarias para mantener una mente en paz en nuestro día a día. Tener un hogar minimalista no precisamente quiere decir vivir sin cosas, o con pocas pertenencias. El concepto en realidad se apoya en el balance de los espacios y la forma de equilibrar las posesiones. Para poder aplicarlo correctamente, hay 5 conceptos básicos que debemos conocer. Así que en este post te contamos los 5 pasos para lograr una decoración minimalista en tu nuevo hogar. Para que su vida de casados comience con armonía y sobre todo con el pie derecho. ¡Toma nota!

Colores básicos

Todo el mundo relaciona el minimalismo con colores sencillos y lisos. Para lograr esto lo indicado es seleccionar un color que es el que va a regir toda la decoración. Aunque el blanco es el favorito de los diseñadores, también se pueden ocupar tonos pasteles o pigmentos que se encuentran en la naturaleza, como el azul, el gris o el verde. Lo importante es que todos los matices sean parte de la gama del color base que se decida utilizar o que en su defecto, hagan contraste con él.

Calidad mejor que cantidad

¿No quieres perderte las últimas novedades para tu boda?

Suscríbete a nuestra newsletter

Aquí es donde la gente se puede confundir y pensar que el minimalismo solamente consiste en aplicar el “menos es más”. Existen muebles, electrodomésticos o adornos de los cuales la calidad es innegable, cosa que el precio afirma, pero en este tipo de decoración, todos los artículos del hogar tienen que ser de extraordinaria calidad para tener rincones verdaderamente estéticos y funcionales.  Si hay una bella escultura al centro de una mesa, no se necesitará complementarla con nada más, sino que por sí sola destacará y unirá todos los elementos que están en la habitación. O por ejemplo, si el sillón es sencillo pero de materiales extraordinarios, se convertirá en el centro del salón y no necesitarás demasiados complementos para hacerlo lucir.

Líneas simples

Las líneas simples se refieren a elegir productos que tengan contornos muy definidos, como un lavabo cuadrado o una chimenea de gas rectangular. Los óvalos no están prohibidos en este tipo de decoración, pero las figuras derivadas del cuadrado siempre serán las favoritas. Existen muchos pequeños detalles para incluir estos artículos: Floreros, vajilla, cuadros, base de cama, sillas o sillones, lámparas de patas altas, mesas de centro, etc.
Este concepto también aplica a lo que se cuelga en las paredes. Si se quieren poner retratos o cuadros en la pared, es fundamental que estén enmarcados en rectángulos definidos y las pinturas o diseños tienen que ser sencillos y con formas básicas.

Luz

La luz es absolutamente fundamental para una decoración minimalista. Pueden existir casas con grandes ventanas o tragaluces que permitan que la luz natural se filtre en todos los espacios, pero para las que no tienen este beneficio, se pueden buscar lámparas de techo. La luz blanca es la más indicada para este tipo de estilo, ya que permitirá que los detalles y colores destaquen con más intensidad.

Orden

Si algo es verdaderamente necesario para lograr una decoración minimalista es el orden. Las estanterías que están a la vista, así como el armario tienen que estar inmaculadas. Para lograr esto efectivamente, lo mejor es seguir el consejo de Colleen Madsen: “uno dentro, uno fuera”. Se trata de algo como esto, por cada elemento que entra en el hogar, algo más debe salir a su vez. Esto ayudará en mantener en un mínimo las pertenencias innecesarias que le restan estética al lugar.

Cada casa es el reflejo de quien vive en ella. Con pocas cosas se pueden tener extraordinarios resultados que hagan que el hogar se vea distinto a todos los demás. Para mejorar la experiencia de este tipo de decoración, agregar plantas es un gran plus para darle ese toque fresco y liberador.