Tú y yo, solitos los dos, en la CDMX: La boda más original, así fue el día de Karina y Luis

Jamás me había topado con una boda tan original. Siempre he dicho que las parejas no tienen que gastar millones de pesos para hacer realidad el gran sueño de casarse, y es que, al final del día, ¿en qué radica lo más importante? En la plena unión de dos personas que se han conocido y que han decidido unir sus vidas para siempre. La boda de Karina y Luis fue toda una experiencia desde las primeras horas de la mañana, hasta ese momento en el que compartieron unos drinks para celebrar su matrimonio. No pierdas ni un solo detalle de una celebración que te dejará muy en claro que siempre “less is more”.

Foto: Armando Aragón

Desde nuestro depa en la Roma

El día inició con ambos novios en su departamento de la colonia Roma. Karina y Luis ya vivían juntos desde hace tiempo, pero ese día se había convertido en una ocasión muy especial porque firmarían su acta de matrimonio. Las sorpresas vendrían después, pero antes ¿qué mejor que disfrutar de un desayuno exquisito preparado por la novia? Si algo llamó nuestra atención fue todo el estilismo de la novia, quien por cierto apostó por maquillarse y peinarse sola para lucir espectacular en su gran día. El vestido de novia rompió todos los esquemas con un diseño de falda asimétrica y con mangas cortas, un diseño de ArkathaMX; por otra parte, los tacones quedaron fuera y las zapatillas planas estilo tenis fueron los elegidos para disfrutar de una tarde de mucha diversión, expectativa y romance. El acento más lindo fue el ramo de novia, una construcción de toque silvestre, con flores multitono y de distintas especies.

Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón

De caminata hasta el Centro Histórico 

Cuando terminaron de arreglarse, Karina, Luis, su perrito Pakal (el único invitado de la boda) y Armando Aragón, fotógrafo de bodas, se dieron a la tarea de iniciar una caminata desde la colonia Roma hasta el Centro Histórico de la CDMX. “Tardamos poco más de una hora. Fui documentando todo el recorrido y cuando había alguna fachada o spot que me gustara aprovechaba y los dirigía para hacerles algún retrato”, nos cuenta Armando. Uno de los spots que pudimos ver en esta sesión fue el Lucerna Comedor, una locación con gran propuesta en la Colonia Juárez. Nos encantó ver tintes de la tendencia picnic en las bancas de madera, así como detalles inspirados en la cultura de la ciudad, pequeños terrarios con suculentas que adornaban las mesas y, por supuesto, una vibra súper cool.

De igual modo, no podían faltar las fotografías en las calles principales y más cercanas al Centro Histórico, así como el clásico Sanborns de los azulejos que con sus tonos de azul le dio un toque sin igual a las imágenes de esta boda tan original. Por supuesto, el arte urbano se hizo presente como marco de las imágenes más románticas: graffitti, colores, formas abstractas… Todo ello convergió en torno a la historia de amor de Karina y Luis.

Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón

Directito al Zócalo

Sí, justo ahí en la plancha del Zócalo fue el lugar donde se dieron cita no sólo Karina y Luis, sino un sinfín de parejas que, como ellos, se aventuraban a disfrutar los primeros segundos de un matrimonio. A pesar de ser un evento colectivo, la pareja le dio un aire íntimo a cada uno de los segundos de ese gran día; las sonrisas no faltaron y el paseo continuó hasta llegar al hotel Downtown, en donde los novios disfrutaron de unos tragos coquetos en la terraza de este lugar tan distintivo de la Ciudad de México.

Armando nos cuenta lo siguiente: “algo que me llamó la atención fue que el perrito, de nombre Pakal, fue como el único invitado. Siempre muy respetuoso, cuando no necesitaba que saliera en la toma le decían que esperará a un lado y muy bien seguía las indicaciones”. Por eso la historia en estas imágenes nos fascina, y qué mejor que contar con la presencia de un perrito tan simpático, ¿no crees?

Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón
Foto: Armando Aragón

¿Qué fue lo que más nos gustó de esta boda?

¡Las reglas están hechas para romperse! Si algo nos muestra el gran día de Karina y Luis es que no hace falta un gran presupuesto para disfrutar de una boda con mucho sentimiento y emoción. Al final de cuentas lo realmente importante no se concentra en la inversión, sino en lo afortunados que son (tú y tu chico) por haberse encontrado en el camino de la vida y por empezar una aventura siempre juntos, solitos, y qué mejor que en la CDMX.

Foto: Armando Aragón

Si quieres más inspiración para tu gran día, también te recomendamos: Contigo empezaré mi caminata favorita: La boda de Lorena y Eduardo, Un amor envuelto en perfección y claridad: La boda de Emma y Memo ¡te encantará! y Una boda hecha con amor y 100% DIY: Así fue el gran día de Elisa y Abraham

Fotos de Armando Aragón | Ramo: Allium by Olympia | Vestido de novia: Arkatha MX | After drinks: Hotel Downtown

Contacta las empresas mencionadas en este artículo:

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribe tu opinión

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información