MX Login
MX

9 películas que te inspirarán para tener una boda preciosa

El cine es una de las mayores fuentes de inspiración, y es que con la magia que se conjuga a través de la imagen, el sonido, la imaginación y una apreciación estética fuera de serie, los sueños más extraordinarios se hacen posibles en sólo dos horas. Las posibilidades son infinitas, sobre todo cuando se trata de incluir esta forma de arte en el diseño de tu gran día. Es por esto que en esta ocasión te presentamos algunas películas que, con su mezcla de tonalidades, espíritu y creatividad, se han consolidado como fuentes de ideas interminables para convertir tu boda en toda una declaración de estilo, moda, luz y color. Ahora sí… ¡Acción!

1.Estilo vintage 

Amélie (2001)

Transformada en una película de culto, esta creación es un hito gracias a la belleza de su fotografía y estética. Los colores vivos se hacen presentes a través del uso fantástico del rojo carmesí y una gama de verdes, así como de acentos en toques de naranja, amarillo y ese contraste con el negro. El mobiliario se mantiene clásico y la vibra de prácticamente todos los escenarios se hace más llamativa debido a la incorporación de elementos antiguos, texturas y papel tapiz, así como paredes con estampados. Los detalles de este filme evocan la más pura nostalgia y, por supuesto, son increíbles para que los aterricen la estética vintage de tu gran día. No olvides apostar por un toque avejentado y aderezado con tonalidades intensas, tal y como la inspiración hipster y el clasicismo nos han enseñado a reflejarlo.

Foto: Amélie

Her (2013)

Aunque es una película de ciencia ficción, este filme reúne las características de una sociedad actual. Fuera de los elementos literales del futurismo, en donde las gamas de tonos metálicos, los marcianos y los robots se hacen presentes, en Her podemos ser testigos de una ambientación que apuesta por destacar elementos antiguos. La vestimenta, por ejemplo, nos invita a hacer un viaje en el tiempo en donde las concepciones vintage eran el pan de cada día, por otra parte sobresalen los lentes retro, los vestidos y las camisas de cuadros, así como las barbas y bigotes para los chicos más cool. Esta creación, en sí misma, es un deleite para la vista, y estamos seguros de que si te inspiras en sus escenas más significativas, podrás crear una decoración preciosa ¡en cada rincón de tu boda!

Foto: Her

El gran hotel Budapest (2014)

¡Una magnífica obra de arte de Wes Anderson! Este filme cuenta con una estética inconfundible que, aunque no lo creas, ya ha sido motivo de inspiración para muchas bodas. Los colores se mantienen vivos, apostando por las gamas de rojo, los tintes púrpura, matices en color rosa y azul pastel, así como acentos en color dorado. La gama es de lo más variada, por lo que no tendrás problema en incorporarla como parte de la estética de tu boda. Los objetos clásicos son imprescindibles, así como los objetos de valor. De igual modo, y como un elemento clave en las películas de Wes Anderson, la geometría y la simetría son llevadas al extremo para que ningún elemento se vea fuera de lugar. Si decides inspirarte en esta película, ten por seguro que tus fotos de boda ¡serán una belleza!

Foto: El gran hotel Budapest

2. Viaje en el tiempo

María Antonieta (2006)

Sin duda, uno de los filmes favoritos de las chicas más románticas, ¡y no es para menos! En esta película de Sofia Coppola, la explosión de tonos pastel se refleja en cada rincón de los marcos y escenas, así como una inspiración llena de excesos y elementos que llaman la atención. Nos fascina la presencia de estampados en flores, la mezcla de tonos suaves con acentos metálicos, los vestidos llenos de volúmenes y color, así como la presencia de elementos de valor, joyas, frutas, vajillas y cristalería con diseños de ensueño. La película nos deleita con pasteles de todo tipo, dentro de los cuales destacan las tartas y los cupcakes; de igual modo el contraste estético se magnifica con una apreciación distinta del arte y, por supuesto, con la incorporación de música rock. Si quieres una boda shabby chic, esta peli es para ti.

Foto: María Antonieta

Orgullo y prejuicio (2005)

Ideal para bodas campestres, esta película nos encanta por las viviendas inspiradas en el siglo XVIII, mismas que se alzan con detalles muy sofisticados. Las casas de campo son perfectas para encontrar inspiración, gracias a los muebles y detalles que convergen en ellas. Por supuesto, el vestuario es uno de los elementos claves en esta película: vestidos corte imperio que se aderezan con preciosos colores intensos, estampados de flores y bordados conjugados con texturas asombrosas. Los tonos suaves y la evocación propia del estilo bucólico se conjugan bajo un entorno de mucha calidez, romanticismo y, por supuesto, un toque sutil de magia. Los jardines inmensos, los campos y las flores serán ingredientes clave en los paisajes de tu boda, además de contar con el adorado Mr. Darcy, ¿no crees? Si aún no la has visto, es momento de que te sumerjas en la belleza de sus tomas.

Foto: Orgullo y prejuicio

Troya (2005)

Si se trata de apostar por lo mejor de la moda griega, sin duda alguna esta película es una fuente de inspiración obligada. Los vestidos en color blanco con plisados y frunces, se unen a la magia de los detalles en color dorado para explotar la magnificencia de las diosas del Olimpo. Las sandalias al estilo emperador arrasan tanto para hombres como para mujeres, así como los peinados sin complicaciones que le dan un toque muy natural al estilismo de los actores. ¿Los colores? El blanco como protagonista, así como algunos tintes de rosa y azul claros, y matices metálicos. Los accesorios, como los aretes largos, las tiaras con pedrería y los brazaletes en dorados son los aliados por excelencia. Para el tema del maquillaje, un estilo súper natural con un énfasis en los ojos, sin caer en una imagen muy cargada. Si quieres una boda que rompa las reglas, pero que mantenga ese aire de elegancia y majestuosidad, entonces puedes elegir este filme como la base de inspiración y diseño. Eso sí, no te olvides de un banquete ¡fuera de serie!

Foto: Troya

3. Años de esplendor 

Moulin Rouge (2001)

Nada tan extraordinario como conocer los rincones del París bohemio, en donde los jóvenes artistas se dan cita para explotar al máximo su talento y, por supuesto, en donde Moulin Rouge se convirtió en el centro donde todo podía pasar, y en donde la música y los colores armaban una ecuación llena de excesos y de representaciones dramáticas. Si eres muy fan de esta ambientación, seguro el filme de Paz Luhrmann será uno de tus favoritos, y es que eso de inspirarse en un cabaret para decorar tu boda o diseñarla ¡jamás había sido tan cool! Los vestidos con silueta S, las medias de red y trasparentes, los corsets, las luces y el maquillaje recargado son elementos claves de una época en donde la elegancia se transforma de acuerdo con los preceptos de cada individuo. ¡Un deleite total!

Foto: Moulin Rouge

The Great Gatsby (2013)

Los años 20, las flappers, los vestidos de corte recto con movimiento, las aplicaciones de pedrería, los cristales y ese periodo de prosperidad absoluta se dejan de manifiesto en la creación de F. Scott Fitzgerald, una novela que marca un parteaguas en la apreciación de una sociedad fuera de serie. El charlestón se magnifica con la esencia de las mujeres, mismas que aderezan sus estilismos con labios rojos, plumas, accesorios de infarto, cientos de brillo y joyas que, sin duda alguna, ¡a cualquiera le robarían el aliento! No nos olvidamos de los festejos “over the top”, fiestas en donde la música inundaba la vibra con un sonido idílico, así como los ríos de champagne rondaban por los rincones más hermosos de casas plagadas de figurines y espacios majestuosos. La opulencia y el desenfreno se hacen presentes como medios para diseñar una boda elegante y con elementos que reflejen ese espíritu ostentoso que no encuentra igual. Un banquete exquisito, música de blues y bebidas con personalidad… ¡Wow!

Foto: El gran Gatsby

Atonement (2008)

Un escenario de caos en Estados Unidos que se extrapoló hacia la sociedad europea, momentos antes de que invitar la Segunda Guerra Mundial. Los años 30 sufrieron grandes crisis sociales, culturales ¡y de vestimenta! La moda tuvo que encontrar su aterrizaje más neutral en medio de un escenario en donde la crisis económica, apostando por diseños nunca antes vistos: faldas largas, vestidos entallados, escotes pronunciados, espaldas al aire y peinados con ondas marcadas, así como un maquillaje más atenuado. La decoración se basa en el estilo victoriano, aunque también vemos en su fotografía una viva expresión de los escenarios naturales, las flores en todo tipo de colores, tonos encendidos en cada escena y una elegancia que, sin duda, ¡rebasa la ficción!

Foto: Expiación

Si hay algo que tenemos claro es que los filmes del séptimo arte esconden en sus escenas un sinfín de motivos que puedes incorporar en el diseño de tu boda. Sin importar qué estética prefieras, en cada una de estas maravillas encontrarás una lluvia de inspiración infalible para marcar la unicidad de tu gran día. También te recomendamos: 10 libros buenísimos que debes leer esta temporada, 10 películas que toda novia debe ver sola y las 25 películas más románticas que no te puedes perder

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo

Escribe tu opinión

Crea gratuitamente la web perfecta para tu boda

100% personalizable y con cientos de diseños para elegir. Ver más diseños >

¿Trabajas en el mundo de las bodas?
Si tienes una empresa de bodas o eres un profesional, Zankyou te ofrece la oportunidad de dar a conocer tus servicios a miles de parejas de novios que nos eligen para organizar su boda en mas de 19 países. Más información